Gracias a los avances tecnológicos son más las personas que deciden emprender en las tiendas virtuales

Tener tiendas virtuales se ha convertido un “boom”, el modelo de negocio ideal para aquellos emprendedores que no cuentan con mucho capital.

La verdad es que tener tiendas virtuales se escucha divertido y lo es, pero antes de lanzarse a cualquier aventura, lo mejor es leer un poco más sobre este tema y empaparse bien en el negocio.

Cuando decidimos emprender un negocio o hacer cualquier actividad diferente en nuestra vida, hay que hacerlas bien y no tomarlo a la ligera. No creas que porque no vas a una oficina y no cumples un horario reglamentario, no haya planes que seguir o días de trabajo difíciles. Además de la organización y los planes de emergencia que hay que tener.

Ahora bien, si últimamente estás pensando en incursionar en esto de las tiendas virtuales, a continuación te dejaremos una lista de pros y contras de tener una empresa virtual:

  • Ventajas

Ahorras dinero en espacio físico: Una de las mejores cosas de contar con una tienda virtual es que no es necesario que gastes dinero en el alquiler o compra de un lugar para establecer tu oficina, ni mucho menos  en los muebles de oficina y equipos. Es un dinero que puedes ahorrar o invertir.

Trabajar en cualquier lugar: Si tienes un Smartphone o Tablet, todo resultará más fácil, porque podrás trabajar donde sea, incluso mientras esperas a ser atendida en el médico o si estás estancada en un tráfico infernal. Solo debes tener conexión a Internet y listo.

Comunicación constante con los clientes: Cuando tienes una tienda virtual los clientes siempre hacen cualquier pregunta antes de adquirir un producto o servicio, sobre todo si tienes presencias en las redes sociales, así que si estás en la calle y te llega la notificación de algún comentario, puedes revisar y contestar al cliente, a ellos les fascina que contesten en corto tiempo.

Horario flexible: Tú decides qué horario es mejor para ti. Si dedicarle varias horas durante el día a tu negocio, o solo la mañana, cuántas horas diarias, si los fines de semanas estarás atenta al negocio virtual y todas esas cosas. No tienes que estar pegada más de 10 horas seguidas para monitorear todo. Hay días en que simplemente no hay nada.

Poco personal a cargo: En algunos casos los emprendedores llevan sus negocios virtuales solos, sin contratar personal. Así que no tienen a nadie a su cargo ni diciéndole qué hacer. Aunque es recomendable que tenga un ayudante y a un persona profesional en el manejo de redes sociales.

Sin fronteras: No necesitas hacer una gran inversión para tener una oficina en distintas ciudades de tu país o fuera de él, las tiendas virtuales no tienen fronteras, las personas podrán ver tu tienda en cualquier parte del mundo, así que solo deben elegir la empresa de envío más segura y listo.

  • Desventajas

Que falle la tecnología: Este negocio es muy dependiente de la tecnología, así que si nos falla la conexión a Internet o se nos daña  cualquier equipo de trabajo, estamos perdidos.

No tener organización: Como es un trabajo con horario flexible en algunos casos y sin personal a cargo, es probable que la persona no tenga un plan de organización de la empresa y a veces suele pasarte una mala jugada.

Sin supervisión: No hay quien supervise el trabajo, así que tu tienda puede estar siendo un completo desastre y no te darás cuenta, ya que no tienes a nadie que te supervise o cosas así.

Sin lugar para reuniones: Hablamos de que las tiendas virtuales te ahorran dinero en cuanto a alquiler de espacio y esas cosas pero si el negocio es serio y necesitas realizar una reunión, no vas a tener un lugar privado para hacerlo. Aquí es donde vienen las citas en restaurantes, cafés, en el que hay mucha gente alrededor y mucho ruido.