No importa cuál sea tu ocupación, siempre se está en una carrera contra el tiempo. Aprovechar cada minuto es importante, es por ello que hay que ser más eficiente en el trabajo. De esta manera vas a poder conseguir los objetivos más rápido.

En el día a día hay varios elementos que son distractores, pero el único culpable de que logren su objetivo eres tú mismo. Las redes sociales, notificaciones en tu celular, la televisión, tus propios compañeros son la excusa perfecta para poder mirar hacia un costado y quedarte allí durante varios minutos, que cuando lo acumulas se convierten en horas desperdiciadas que nunca vas a recuperar.

trabajo

No entregar un proyecto a tiempo, no hacer la llamada al proveedor en el tiempo acordado, cualquier despiste te puede costar caro en el trabajo. Sobre todo cuando se trata de la productividad y la rentabilidad de tu negocio. Como emprendedor debes aprovecha cada minuto para ser muy productivo y que tu negocio no lo recienta.

No importa si eres independiente o trabajas para alguien en la oficina. Cumplir con las tareas es tu deber y para que lo puedas hacer te daremos una serie de tips para que puedas ser más eficiente en tu trabajo.

Adiós dispositivos móviles

Sí, aunque para muchos sea un elemento de trabajo también sirve y mucho para distraer. Un mensaje, una llamada o la notificación de alguna aplicación que tengas instalada te pueden llevar a distraerte en el trabajo. Para evitar que esto suceda pon tu celular o Tablet en silencio.

Si esperas una llamada importante igual déjalo en silencio. Pero a la vista para que puedas ver la pantalla y contestar cuando entre. De lo contrario ignora, tú debes ser tu propio controlador y evitar agarrar el móvil cada minuto para ver quién te escribe. ¡Es una pérdida de tiempo!

trabajo

Escucha música

Hay personas que son más productivos cuando escuchan música, si eres uno de ellos y tienes la posibilidad de hacerlo no lo dejes pasar. Arma un playlist, ponte los audífonos y manos a la obra. Así ningún ruido exterior, un compañero que no pare de hablar o el mismo celular serán ignorados y podrás ser productivo. Entregar la tarea en el tiempo e incluso antes es mucho mejor ya sea para tu negocio o para hacerle la vida más fácil a tu jefe.

Haz una lista de pendientes

Cada día apunta en un blog o en un planificador todo lo que tienes que hacer. Así podrás ver todo lo que hay pendiente y arrancar por lo más importante o urgente. Vas saliendo de cada una de las tareas establecidas.

Ve tachando o marcando cada tarea que ya hayas realizado. Anota allí todo, incluso llamadas, mails que tengas que contestar, un mensaje a alguien y así podrás hacer todo. Es una manera de ir sacando de la cabeza todo lo que tienes que hacer.

trabajos

Lleva una agenda

Si haces la lista de deberes pendientes es más fácil seguir un calendario de tareas. Allí vas anotando, además puedes hacerlo en el orden de importancia o urgencia con la que se necesita. Allí deben estar las fechas límites de cada cosa que tengas que realizar. Si lo usas en el celular o en la PC puedes configurar alarmas, de esta manera te aseguras que lo hagas en el momento justo. Este tipo de notificaciones sí que funcionan.

Escritorio en orden

Muchas son las personas que tienen en su oficina o escritorio demasiados elementos que los puedan distraer. Evita tener una montaña de papales, una taza sucia, restos de comida. Además de no ser higiénico no te va a ayudar a enfocarte. Será más fácil observar a tu alrededor con todo el desastre, abrumarte y no realizar la tarea que tienes pendiente.

Ten solo elementos necesarios, lo que necesites deben estar a la mano. En tu portalápices solo aquellos que funcionen, cuando se queden sin tinta tíralos. ¿De qué  te sirve tenerlo allí?, ¡de nada! No tiene ningún sentido acumular cosas que no funcionan.

trabajo

Delega

Si tienes la posibilidad de delegar algunas tareas hazlo. Siempre creemos que si hacemos nosotros mismos los deberes van a quedar mejor. Pero si eres alguien sumamente ocupado, lo mejor es que alguien más la realice. Siempre bajo tu supervisión para garantizar que se haga de la forma correcta.

Gratifícate

Si pudiste cumplir con  todas tus tareas del día o por lo menos de las más importantes como entregar esa asignación a tiempo date un regalo. Este puede ser disfrutar de un postre, ir por una cerveza o una buena cena al terminar tu jornada y celebra que eres productivo. Así encontrarás una motivación interesante para entregar todo a tiempo.

Ten un horario

Siguiendo en la línea de hacer listas y colocar todo en un planeador también debes tener un horario. Así seas independiente si te levantas a mediodía será difícil ser productivo porque ya perdiste horas laborables importantes. Levántate a las 8 o 9 de la mañana y ponte manos a la obra.

Define los tiempos para cada una de las tareas, pero debe ser realistas. No puedes anotar dos horas para hacer un presupuesto de un proyecto importante, cuando sabes que te puede tomar más tiempo. Todo debe ir en la dimensión justa.

Así como debes tener un horario para las áreas, también lo debes tener para lo personal. Entre cada tarea cumplida toma 10 minutos, pero que sean solo 10 para revisar el móvil y contestar algún mensaje de un familiar o amigo, revisar tu correo o redes sociales. Aligerar la mente también es bueno y ayuda a ser productivo.

Como ves la base de todo es la organización, allí está la clave. Si logras organizarte podrás hacer todo y que las horas de tu día rindan y sientas que en vez de 24 tienen 30.