No, no es cosa del pasado. Son muchas las empresas y sobre todo emprendimientos que aún lo hacen. Sin embargo, hay muchas razones para no comprar seguidores en redes sociales. De hecho es una estrategia desleal y que no es correcta.

La compra de seguidores no es ni siquiera correcta contigo mismo. Sabemos que los comienzos son difíciles y que en la primera semana creemos que podemos llegar a los 1.000 seguidores. Pero la verdad es que hay que tener mucha más paciencia.

La presencia en las redes sociales es muy importante para poder llegar a muchas más personas de las que conoces. De esta manera vas a poder subsistir. Además a través de ellas podrás conseguir un mayor engagement con el público que ya son tus clientes. Pero al inicio no hay nada mejor que el boca a boca para que se den las primeras ventas.

seguidores

Por más que la desesperación se pueda apoderar de ti no puedes caer en la tentación de comprar seguidores. No está bien. Las personas que ya te dieron follow se van a sentir decepcionadas porque es una estrategia desleal. No es ilegal, pero no es políticamente correcta. No hay nada más satisfactorio que lograr el follow de manera natural.

Si aún no estás convencido, en Jam Tech queremos contarte las razones para no comprar seguidores:

Falsa realidad de popularidad

No hay que mentir. Cuando vemos a una cuenta, ya sea de una personalidad o de una marca que tiene muchos seguidores, nos impresionamos y creemos que postea material interesante y comienzas a seguirlo. Pero con el paso de los días te das cuenta que al final no es tan fabuloso como pensabas y dejas de seguirlo.

Esa misma escena te puede pasar a ti o a tu emprendimiento. Recuerda que tendrán unas expectativas muy altas que si no las cumples va a ser una decepción muy grande.

También está el amor propio. Al final sabes que esa cantidad de seguidores no es real, que son inactivos y peor aún falsos. Son bots que lejos de ayudarte te hacen ver muy mal. No te vas a sentir bien contigo mismo. Es como engañarse a sí mismo, a la larga no funciona.

No aumentarás las ventas

Una de las razones por la que las empresas están en redes sociales es para llegar a una cantidad más grande de público objetivo. Si compras seguidores eso no se va a traducir en ventas, al fin y al cabo esas personas ni siquiera existen. No se trata de que están lejos, es que sencillamente no son reales y no te va a servir de nada. Así vas a perder tu dinero de una manera muy fácil.

seguidores

Daña tu imagen en redes

Cuando tus seguidores se den cuenta que sus similares no son reales, son bots y ni siquiera existen se van a decepcionar y puede comenzar a presentarse una crisis de reputación en redes. Las burlas se van a presentar, además les dirán a sus amigos que todo es mentira, nada es real.

Puede incluso dañar la imagen de tu negocio, porque cuando comience a regarse la voz, muchos podrán dejar de visitarte  si alguno estaba interesado en probar tus productos o servicios se va a decepcionar y preferirá no hacerlo.

Lo de comprar seguidores no es un juego de niños. Hay que pensar muy bien en las consecuencias que puede dejar.

No hay engagement

De qué sirve tener una cuenta con 10 mil seguidores pero los me gusta no llegan a 100, no hay comentarios ni RT si hablamos de Twitter. La respuesta es obvia: De nada. No midas el éxito de tus redes o las de tu negocio por el número de seguidores, sino por las interacciones que generen tu contenido.

Si tus seguidores son falsos no habrá engagement, no podrás aumentar tu autoridad en la red. En vez de dejarte llevar por una cifra enorme de seguidores, lo que debes hacer es mirar el engagement. Allí está la clave de todo. Aprende a leer mejor tus analíticas.

seguidores

No sirve para nada

Como ya lo habrás visto, el comprar seguidores no sirve para nada. Porque no te dejan ningún beneficio, ni económico ni de reputación en la red. Lo único que harás es perder dinero y caer en una de las peores estrategias que se pueden aplicar al momento de conseguir nuevos seguidores.

Las bases de datos también

No creas que eso de comprar seguidores falsos es solo con redes sociales. También aplica para las bases de datos si aplicas estrategias de e-mail marketing. De nada te va a servir tener una lista de envíos de más de 20 mil personas si la gran mayoría ni siquiera va a abrir el correo que vas a enviar.

Recuerda que en muchos casos se tratan de personas que no existen, son cuentas de correos falsas, ni siquiera son inactivas, porque no están asignadas a una persona real. Además cuando le mandas un mail a alguien que ni siquiera te dio su autorización para recibirlo es muy molesto y puede dañar tu imagen.