Tarea difícil y complicada, es mantener a los empleados motivados siempre, para que de esta manera puedan realizar mucho mejor su trabajo. No solo de forma eficiente, sino que se va a entregar con nuevas ideas y ayudará a lograr los objetivos que se trace la empresa.

Los trabajadores cuando están malhumorados hacen el ambiente muy pesado y nada agradable.  Sin embargo, no siempre será culpa de la empresa. Pero sí debes tomar cartas en el asunto cuando se vuelve cotidiano, sin duda algo anda mal.

Cuando se quiere tener a los empleados motivados siempre se debe pensar en sus situaciones particulares. Cada quien vive una realidad distinta y nunca es fácil lograr que esté del todo contento.

Si eres un emprendedor y quieres tener un ambiente laboral agradable. Ese que notas en el primer día o la primera semana de trabajo, pero que con el paso del tiempo va quedando de lado, sigue leyendo este post de JAM Tech en el que queremos ofrecerte unas técnicas para lograr que tus trabajadores siempre estén motivados.

Ser el jefe engloba una responsabilidad muy grande. En muchas ocasiones puede ser el principal responsable de que haya o no un buen ambiente dentro del área laboral. Al ser el guía debe siempre tener claridad para poder solucionar los problemas que se van a presentar.

 

Empleados motivados:

  • Dar retroalimentación

Así como le puedes hacer una tarea que hizo mal al trabajador, también debes tener la sapiencia para reconocer un trabajo bien hecho. Hacerle saber que su asignación la realizó de la forma correcta le llena de confianza.

Mientras más confianza sienta el trabajador se va a sentir con la libertad de proponer ideas. Además podrá ayudar a otro compañero que no destaque tanto y tendrás un ambiente de trabajo en equipo en el que todos buscan los mismos objetivos. Pero para lograrlo es necesario hacerles ver los aspectos positivos.

En muchas empresas estas actitudes no se acostumbran ya que “es su trabajo y por él se le paga”. Pero allí es donde los problemas de motivación son graves o simplemente las personas hacen sus tareas de forma mecánica, sin ir más allá, sino solo lo que le pide.

 

  • Genera confianza

Siempre conversar con el grupo de empleados que tienes a cargo es muy valioso. No solo cuando de plantear estrategias se trata. Sino por ejemplo almorzar una vez a la semana con tus trabajadores. Ir por un café, un simple break en el horario laboral será bienvenido por ellos.

Preocuparte por sus asuntos personales. Preguntar por su familia y ser muy receptivo con los problemas le permitirá a tus subalternos verte como un  jefe cercano. Con el que pueden conversar sobre cualquier situación que tenga. No solo de la oficina sino pedir algún consejo sobre una situación que esté viviendo.

Esa vieja imagen del jefe lejano, autoritario, que no conoce a sus trabajadores debe quedar en el olvido. Debe ser todo lo contrario, ser cercano, flexible y sobre todo saber cada aspecto de tu empleado es muy importante y ellos lo saben apreciar, porque se van a sentir importantes.

 

  • Crea premios

A las personas les gusta que los premien por su buen desempeño. Independientemente de las labores que realice que haya una gratificación será bien recibida.

Hay miles de empresas en el mundo que tienen programas de gratificación en la que hay diferentes premios de acuerdo a los objetivos que alcance, tanto los individuales como grupales. Debes saber que no solo se trata de dinero, no a todos es lo que llena, aunque siempre viene bien. Pero si prefieres hacerlo de esa manera debe ser un monto que de verdad motive.

Incluso los pequeños detalles pueden marcar diferencias. Dejar un chocolate en el puesto de cada quien. Invitar un helado, almuerzo también son bien recibidos. Entradas para un evento relacionado con su área, para el concierto de su cantante favorito. Descuentos especiales en consumos también son valiosos.

Si se trata de una cultura más empresarial, viajes de fin de semana. El ir de intercambio a otra sede de la empresa en un país o región diferente al que se encuentra para que conozca los mecanismos y que ello le permita desempeñar mejor su trabajo son siempre premios que los trabajadores deben recibir.

 

  • Programa de ascensos

Una de las metas que tienen los empleados es llegar lo más lejos posible. Que en un futuro sean los jefes o estén a cargo de un área en la que puedan mostrar todas las habilidades que tienen. Si los trabajadores sienten que pueden llegar ese objetivo se van a entregar mucho más.

No hay nada peor que en los puestos gerenciales estén ocupados por los amigos del jefe no por sus aptitudes, sino por ser condescendiente con los superiores. Peor sucede cuando son los familiares, a pesar de que no son los más calificados.

Este es un elemento que debes tomar en cuenta. Debes ser muy objetivo al momento de postular a las personas que merecen un ascenso no es el que te cae mejor, sino la persona más capacitada, aunque en lo personal no sean tan cercanos.

Si no haces esto no tendrás a tus empleados motivados.

 

  • Ser flexibles

Flexibilidad con horarios, con situaciones e incluso con la posibilidad de que un día pueda trabajar desde casa o solo medio turno porque debe cumplir con asuntos personales te hace quedar bien con tus empelados. Por supuesto que no se debe convertir en una costumbre, porque si no tendrás un ausentismo muy alto, pero sí cuando sean situaciones que lo ameriten.

 

Debes perseverar

Cuando eres el líder de una empresa siempre debes buscar las formas para que el ambiente sea el mejor. Es un trabajo continuo que no tiene descanso. De esta manera podrás reducir considerablemente la rotación del personal y tener a tus empleados motivados.