Cuando quieres tener tu propio negocio hay muchos aspectos a tomar en cuenta. Para tener una imagen mucho más clara resulta fundamental hacer un presupuesto para que veas cuánto capital necesitas para arrancar. Por ello te vamos a contar los elementos que no deben faltar cuando creas uno.

Si no tienes mucha idea de lo que debes colocar en el presupuesto no te preocupes nosotros te vamos a ayudar con ello. Además viene bien para refrescar algunas cosas si ya comenzaste a apuntar algunos elementos.

Cuando haces un presupuesto lo debes hacer con calma. Con apuro no haces nada, sobre todo si estamos hablando del inicio de tu negocio. Son muchos lopresupuestos elementos que debes tomar en cuenta, que si lo dejas por fuera te puede echar por la borda mucho de los planes que tienes.

Así que emprendedor toma nota de los elementos que no pueden faltar en tu presupuesto para que tu negocio vaya bien al inicio y no te tome nada por sorpresa:

Alquiler o compra del local: Si vas a tener una tienda vas a necesitar un local. No siempre podrás iniciar en casa y necesitarás un lugar que funcione como tu negocio u oficina. Mientras más céntrico quede más caro será el precio. La ubicación es importante porque dependerá el éxito de tu negocio. Deberás meditar si compras o prefieres arrendar.

Remodelación y equipamiento: El local, así sea de alquiler, va a necesitar que lo adecúes a lo que quieres. Además deberás equiparlo con todo los elementos que necesites y esto no puede faltar en tu presupuesto. Cuánto vas a gastar en cada uno de estos pasos. No te olvides del mobiliario, pintura, decoración y la mano de obra.

Sueldos y salarios: Si vas a tener empleados deberás colocar lo que le vas a pagar a cada uno. Además de la seguridad social de cada uno de ellos.  Aquí debes tomar en cuenta a todas las personas que necesitas contratar.

Mercadeo: Los negocios nuevos necesitan publicidad y ella no es gratis. Aunque muchos creamos que con la llegada de las redes sociales los gastos son menores no es tan así. Si quieres ser exitoso tendrás que contratar a profesionales. ¿Tendrás un comunnity mánager?, ¿necesitas una página web?, quién la mantendrá. Todo ello cuenta. Publicarás en diarios o tendrás publicidad en radio y televisión. Que nada te agarre desprevenido.

Permisos y trámites: Cuando abres un negocio debes realizar distintos permisos laborales ante los entes gubernamentales. La constitución de la empresa, el registro y eso cuesta dinero. No puede quedar de lado en un presupuesto. Al final sin eso no puedes arrancar, sino sería ilegal.

Inventario de productos: Este es uno de los puntos primordiales. Se trata de la mercancía que vas a vender, en caso de que sea una tienda. Debes surtirla con la mayor cantidad de productos posibles y debes calcular con cuánto arrancar y más importante aún tener cómo reponer el inventario. Aunque deberá salir de lo que ya vendiste.presupuesto

Pago de los servicios: Luz, teléfono, gas, aseo, internet, agua y todos los servicios básicos que utilizará tu negocio debe estar en ese presupuesto, sobre todo en los meses iniciales. Además del trámite que hay que hacer para la solicitud de cada uno de ellos.  Más arriba mencionamos el hecho de tener una página web, deberás pagar el hosting y quién le realizará el mantenimiento.

Impuestos: El tema tributario no puede quedar de lado cuando haces un presupuesto. Los impuestos hay que pagarlos y cuando el negocio empieza a andar quizás las utilidades no den para ello. Aunque no es lo común, debes tomar tus previsiones.

Imprevistos: Sí, necesitas un apartado para los imprevistos. Los accidentes ocurren y debes saber cómo salir adelante. También pueden ser situaciones de mercado que se pueden presentar y debes tener cómo responder. Por ejemplo un aumento en los impuestos o en los salarios que quizás no estaba en el panorama porque no es lo que se acostumbra puede ser uno de esos imprevistos.

¿Y si es online?

Por supuesto que cuando tienes un negocio online, ya sea porque es un portal o funciona a través de redes sociales hay muchos aspectos que no se toman en cuenta, pero hay otros que sí.

Debes tomar en cuenta el inventario de productos, el pago de los servicios. (La computadora necesitará cargarse, el móvil, la Tablet).presupuesto Esto es equipamiento y debes tenerlo. El personal o serás tú las 24 horas del día pendiente del negocio.

Aunque te ahorras todo el tema del alquiler y permisos, tarde o temprano las permisologías las puedes necesitar. Así como la constitución de la empresa.

Lo ideal es que armes un presupuesto mensual. Otro con una proyección a 3 meses y otro a 6 para que sepas cuánto costará mantenerlo. Allí podrás pensar si pides un financiamiento o tus ahorros es suficiente. Uno anual es fundamental.

Presupuesto a la medida

Cuando estás haciendo el presupuesto debes ser muy comedido. Sabemos que cuando queremos abrir un negocio nos gusta pensar en grande y soñar. Pero la verdad es que hay que ir con calma. Los grandes proyectos necesitan mucho dinero y siempre es mejor iniciar con algo pequeño. Ya con el paso del tiempo podrás ir creciendo y conseguir ese gran negocio que siempre quisiste.

No se trata de que no puedes soñar, pero cuando se habla de emprender hay que tener los pies en la tierra. Que luego queremos ser muy ambiciosos y podemos cerrar más rápido de lo que te podías imaginar.

Los primeros meses en los negocios no son fáciles y las ganancias no se ven. Por lo que es probable que tengas que esperar al año para que las utilidades se noten. Lo importante es que tu empresa permita cubrir todos los gastos y comenzar a recuperar el capital invertido.