Si una empresa quiere ser exitosa no puede siempre permanecer igual. La innovación es necesaria y una forma de lograrlo es a través de la diversificación de productos. De lo contrario el estancamiento puede ser tu peor error y el adiós de tu negocio.

Que el mundo ha cambiado no es novedad. Ya nada se hace como en el pasado, todo evolucionó y tu negocio no puede ser la excepción. Siempre tienes que cambiar y debes diversificar. Allí está la clave de todo.

Así sea un emprendimiento que apenas da sus primeros pasos o un negocio ya establecido con los años siempre debes estar muy atento a las necesidades del mercado. Si no complaces eso que quiere tu público te vas a ir quedando atrás.

Si tienes una competencia que sí está dispuesta a ofrecer otros servicios con tal de conquistarlo, tu negocio morirá lentamente o quizás más rápido de lo pensado.

Un ejemplo de ello es si tienes una pastelería y siempre te has especializado en tortas. El negocio va bien, las ventas no bajan. Pero lo que no se puede ocultar es que desde hace unos años los cupcakes conquistaron un gran espacio en el gusto de las personas. Aunque haya torta en un cumpleaños siempre verás una mesa con estos deliciosos ponquecitos que les encantan a muchos. Si tú como negocio no los haces estás perdiendo una gran oportunidad de crecimiento y ganancia.

diversificación

 

Por más que tus clientes amen la presentación y el sabor de tus tortas si al momento de hacer un encargo se encuentran con que no eres capaz de satisfacer sus necesidades irán a otro local que sí esté dispuesto. Como buen emprendedor no puedes dejar que eso pase y siempre debes ser capaz de diversificar siempre dentro del campo en el que te has desarrollado.

Estar atento a detectar cuáles son esas necesidades que tiene tu público es muy importante dentro del mundo de los negocios. De la diversificación depende que tu emprendimiento se mantenga a flote con el paso del tiempo. Resista los cambios y sobre todo las estrategias de tu competencia. Todas las grandes empresas se diversifican y ofrecen nuevos productos a sus clientes, tú no te puedes quedar atrás.

Importancia de la diversificación

Complaces necesidad

Innovas

Generas engagement

Llegas a un nuevo público

Aumentas las ventas

 

Si quieres que tu negocio siga a flote durante muchos años no puedes depender de una cartera reducida de productos. Siempre debes ir diversificando en lo que tienes para mostrar a tus clientes. De esta manera siempre estará llegando un nuevo público que se vio atraído por lo que ofrece tu emprendimiento.

Siempre en tu mercado

En esto de la diversificación debes tener cuidado y hacer tu estudio de mercado. Saber cuáles son las necesidades de tus clientes. Cuando se trata de tener nuevos productos siempre deben estar relacionados con tu negocio original.

Si tienes una tienda de pinturas no solo puedes vender el color blanco. También debes tener diferentes tamaños, colores y también los acabados. Si a ello le sumas que vendes barniz sprays, pinturas para interior y exterior, para madera o plástico estás diversificando el mercado y llegas a más cantidad de personas. Lo más importante cubres necesidades.

También en tu tienda no pueden faltar diferentes tamaños de brochas, rodillos, las bandejas que sirven para verter la pintura, mezcladores y demás. Así en un solo lugar las personas que quiere pintar su casa van a encontrar todo lo que necesitan.

diversificación

Por la diversificación es que en las zapaterías también encuentras carteras y correas por ejemplo. En algunas también hay sombreros, lentes o bisutería. De esta manera las personas pueden completar su look.

Depender  de 1 o 2 productos es peligroso para la estabilidad de tu negocio. Si alguno no funciona o si aparece una competencia que sea capaz de tener algo más puede hacer que tu emprendimiento fracase muy rápido. Por supuesto esos nuevos productos que lances deben ser rentables para tu negocio, al final ese es el punto de todo.

Saber cuándo hacerlo

Otros de los grandes retos en los que se encuentran los emprendedores es cuándo hacer la diversificación. Cuándo lanzar ese nuevo producto o servicio que te hará llegar a un público nuevo o generar mucho más engagement con el que ya tienes. Lograr fidelización es muy importante en cualquier negocio.

Muchas de las empresas que apuestan a la diversificación lo hacen para seguir creciendo. Para llegar a muchas más personas y aumentar así sus ganancias. Sin embargo, hay otras que lo hacen por la necesidad de la supervivencia.

Si las ventas de tu negocio van en picada es el momento de hacer algo diferente en busca de un cambio. Si conoces a tu mercado debe saber cuál es esa necesidad. Volviendo al tema de la pastelería puedes apostar a vender cupcakes, también galletas. Incorporar café o jugos.

Si tienes un local puedes agregar mesas y así las personas pueden compartir mucho más tiempo allí, lo que se puede traducir en más ventas. ¿Y si colocas una conexión wifi? Hay muchas formas de diversificación. Tu labor es acertar en el blanco.