Es la técnica de moda en el marketing, por eso si quieres aplicarlo, conoce los errores más comunes al hacer storytelling para que no los cometas y así puedas llevar tu negocio al éxito.

Siempre es importante innovar cuando se emprende.

No solo en el negocio como tal sino también en el tipo de comunicación que se aplica y más aún en las estrategias de marketing.

Por eso es que el storytelling funciona muy bien. Aunque no es una técnica novedosa, ya que se utiliza en el mundo del marketing prácticamente desde su creación, ha sabido calar en el público a pesar del paso del tiempo.

Si lo quieres comenzar a aplicar o si lo estás haciendo, pero no consigues los resultados esperados, lo mejor es que revises si no estás cometiendo alguna equivocación.

Conoce los errores más comunes del storytelling y no los cometas en tu emprendimiento.

1.- No conectas con el público

cronista

El error más común en el storytelling es que no logras conectar con el público y ese el objetivo principal cuando comienzas a utilizar esta técnica.

Buscar las emociones es primordial y si eso no lo consigues, entonces definitivamente equivocaste por completo la estrategia.

Por supuesto deberás revisar por qué no conectas con el público.

Quizás estás errando en el target al que apuntas o no utilizas un lenguaje que se adapte a ellos.

No es lo mismo escribir para un joven de 20 años que estudia y es soltero que para un hombre de 40 años de edad, que está casado y tiene hijos.

A pesar de ser hombres no tienen las mismas necesidades ni el mismo nivel económico, por eso debes revisar el tipo de lenguaje que estás utilizando.

Lo importante al hacer storytelling es que puedas conectar con tu público, sino estás perdiendo el tiempo (y dinero).

Además, básicamente no estás contando ninguna historia o por lo menos no una que le interesa a tu público.

2.- Sin acción

iebschool.com

No hay un storytelling que impacte y que conecte si no hay acción.

Toda historia necesita de acción para que capte la atención del público.

Si siempre cuentas algo plano, en el que no hay un nudo que impacte, va a ser difícil que logres hacer conexión con tu público.

Debes buscar esa parte que lleve a la acción, de lo contrario estás destinado al fracaso.

No todo tiene que ser como una escena de Rápido y Furioso o alguna del universo Marvel, pero sí es importante que haya algo que mantenga la atención del público, sino dirán adiós.

3.- Tu producto se lleva la atención

simantel

Sabemos que la idea del marketing es vender y cuando aplicas el storytelling tu emprendimiento o tu producto debe estar presente, pero tampoco hay que exagerar.

Todo no va a ser: “mi producto es fabuloso”, porque “mi producto te cambia la vida”, “gracias a mi producto vivirás feliz”, porque  en vez de conectar con tu público vas a conseguir el efecto contrario.

Sabemos que nuestro producto o servicio puede ser maravilloso, pero no por eso debe ser el centro de atención.

De hecho el mejor storytelling es aquel en el que las personas no se dan cuenta de que el producto está ahí, hasta que lo ves o lo mencionas, sí ya has logrado generar un sentimiento estás hecho.

Cuando ellos menos se den cuenta ya estarán comprando tu producto o servicio.

Así que no caigas en la tentación de “meter” a tu producto en toda la historia, todo en su justa medida es lo mejor.

4.- Muestra imágenes también

vilmanunez

Un grave error cuando hacemos storytelling es que solo colocamos letras y nos olvidamos de las imágenes.

En vez de dar tantos detalles y características de una persona o lugar ¡muéstralo!

El dicho de una imagen dice más que mil palabras es cierta y en storytelling es muy valiosa.

Ayudas a las personas a que genere una mayor conexión, porque va a entender mejor lo que quieres mostrar.

Es más y si cuentas una historia a través de imágenes o emojis, sería ideal, sobre todo porque estos últimos ayudan y mucho a generar emociones en las personas.

El público los amas y siempre que se utilicen en su justa medida van a servir de mucho.

Así que apoya tu historia con imágenes para que refuerces mucho más el mensaje.  

5.- La historia es muy compleja

esan.edu.pe

A veces queremos impresionar a nuestro público contando una historia con varias tramas o argumentos, pero en muchas ocasiones el público prefiere algo sencillo y que pueda comprender rápidamente, a algo que lo desgaste mental y emocionalmente.

Querer contar varias historias a la vez o con demasiados “nudos” no es tan buena idea, porque al final el público se enreda y no termina de comprender, así que ten cuidado con eso.

No se trata de ser excesivamente simples, pero si en la simpleza consigues captar la atención del público siempre es mejor,  eso sí, lo que no puede faltar es la sorpresa para no ser tan planos y predecibles.

6.- Sin Call To Action

http://agenciapomar.com.br

Como lo dijimos antes, el objetivo del marketing es vender. Si haces storytelling y logras la conexión, pero no llevas implícito un Call to Action, estás perdiendo el tiempo y el dinero.

Todas las estrategias que apliques tienen que llevar un Call to Action, sino no servirá de nada.

Así sea con storytelling, incluso es mucho más efectivo, porque las personas cuando se den cuenta ya estarán haciendo lo que esperas.

Así que no olvides siempre incluir tu llamada a la acción, porque al fin y al cabo lanzas la campaña con unos objetivos que deben ser cumplidos.

No es lo mismo decir que tienes una promoción en tu mercancía a decir que estás de remate. Las personas sienten que en cualquier momento se va a acabar y deben ir por ella.