No solo la idea, ganas  e interés por montar un negocio es lo que tiene que tomar en cuenta un emprendedor, el dinero es muy importante

Tener el dinero, saber administrarlo y cuantificar los gastos de una empresa, es una de las tantas cosas en el tema financiero del que deberá conocer un emprendedor.

Si quieres iniciar un negocio debes saber que tienes que estar al pendiente de un montón de cosas y la principal es lo financiero, siendo este el motor de cualquier empresa.

Si no estudiaste administración o contaduría, no te alarmes. Esto no quiere decir que por no tener nociones básicas, debas desistir de tu idea y ganas de emprender.  Lo más recomendable es que tomes cursos o leas textos como este que ayuden a conocer un poco sobre las finanzas en los negocios.

Con la tecnología y el Internet, estás casi hecho. Puedes encontrar cursos de finanzas online y lo mejor de todo es que hay muchos gratuitos, así que no hay excusas.

Ahora bien, de conocer los temas básicos de finanzas, un emprendedor debe tomar en cuenta los siguientes consejos par no llevar a su empresa al desastre por problemas monetarios:

Inventario financiero: La persona debe realizar un balance de los ingresos, flujo de caja, gastos, costos, egresos de la empresa, permitiéndole saber las ganancias que dejará el negocio. Las cuentas siempre deben estar claras y así el emprendedor sabrá si es un proyecto con un alto riesgo financiero no. Además realizar el inventario financiero y demostrará  la estabilidad de la empresa, lo que será beneficioso si buscas inversionistas para tu negocio.

Separa el dinero personas con el de la empresa: Mezclar las cosas no es bueno y menos en la finanzas. Claro que el dinero que tienes lo vas a invertir en tu negocio y cuando logres tenerlo, tus finanzas personas aumentarán debido al ingreso que te dará la empresa pero en este caso lo más aconsejable es que el dinero personal lo manejes en una cuenta distinta a donde irá tu salario proveniente de tu misma empresa. Es decir, separar en distintas cuentas tu dinero.

Manejo contable: Una buena contabilidad, es sinónimo de una estabilidad financiera. Lo mejor es que cuentes con un personal capacitado para eso pero además, que tú mismo te involucres en esos asuntos. Recuerda que hacer una administración optima de los recursos, es primordial para cualquier empresa. Revisa periódicamente el estado financiero del negocio. Mucho ojo con eso.

Construye una buena base: Tener una buena base o colchón monetario para un lapso de 6 a 12 meses, es otra de las cosas que debes tomar muy en cuenta. El primer año suele ser duro para cualquier negocio, por eso no se debe confiar sobre los ingresos y flujo de caja que pueda tener en ese periodo para costear los gastos de la empresa. Haz proyecciones de tus gastos y el dinero asegurado para costearlo. No dependas de tus primeras ganancias.

Busca inversionistas: Aunque tengas todo el dinero para emprender tu negocio, no es malo que busques socios o inversionistas. Para esto es muy importante que tengas un inventario financiero para así presentar un proyecto con la información que ellos necesiten saber, esto incluye a las entidades financieras por si quieres solicitar algún crédito.