Vender, de ello depende el éxito de tu negocio. Es por eso que necesitas tener a personas expertas a cargo de ello o que dominen el escenario en el que se van a presentar. Para que de estar manera puedan cerrar más tratos y que esto se traduzca en ventas.

En un mundo tan competitivo como el actual, el cometer un pequeño error te puede salir muy caro. Tanto que te puede costar una venta y eso puede significar pérdidas en tu negocio o por lo menos no tener las ganancias que tú esperas.

Las ventas necesitan cada vez más de profesionales, de personas que sepan qué es lo que tienen que hacer. A pesar de esta realidad, hay vendedores que no se terminan de preparar lo suficiente. Aunque no lo creas, hay empresas que no le dan el valor que necesita esta área tan importante.

Hay errores que muchos vendedores cometen y aquí queremos compilarlos para que evites caer en ellos. De esta manera tu emprendimiento no sufra las consecuencias de ello y pueda seguir  a flote.

Los errores más comunes que cometen los vendedores:

  1. No conocer el producto

Esto pasa más de lo que puedes creer. Hay muchos vendedores que no conocen por completo el producto o el servicio que desean vender. Por supuesto esto le dificulta poder cerrar el proceso. Al fin y al cabo si tú no conoces todas las bondades que posee o lo qvendedorue puedes ganar con él va a ser muy difícil que puedas convencer a alguien que lo obtenga.

Si quieres ser un gran vendedor debes conocer todos los detalles y secretos de tu producto. De esta forma sabrás cómo hacer para que la gente lo compre. Tu como emprendedor no puedes permitir que un vendedor no conozca tu producto, debes darle la inducción que necesita y así esté listo para afrontar el mercado.

 

2.- Lucir inseguro y distraído

La inseguridad siempre se va a notar. Si intentas vender algo y tu cliente lo nota él también va a estar inseguro en si comprar o  no. Ellos necesitan sentir confianza y seguridad al momento de gastar en algo. Al fin y al cabo es su dinero lo que está en juego. Por más que estén conscientes de que lo necesiten, también es necesario escuchar a alguien hablar bien de él, sus beneficios y ventajas, si tú lo haces con muchas dudas no vas a poder cerrar ninguna venta.

Lo mismo si estás distraído o a cada rato viendo la hora en tu reloj o chequear tu celular. Todos estos elementos cuentan en el proceso de ventas y lejos de acercar a tu cliente al cierre, sencillamente los aleja.

3.- Tratar mal al prospecto

Hay muchos vendedores que no sienten respeto por los clientes. Los tratan mal, no les dan las respuestas adecuadas a las preguntas sobre su producto. En parte porque no han tenido un buen día y en otra porque sencillamente no los respeta.

Tu como emprendedor no puedes permitirte tener a un vendedor que trate mal a los clientes. Daña la imagen de tu negocio y el afectado vas a ser tú. Al final a él lo puedes despedir, pero conquistar a esa persona que fue maltratada será muy complicado.

Si eres un vendedor y en alguna ocasión has tratado mal a alguien debes disculparte de inmediato y dejar atrás esta actitud. De lo contrario tu carrera en este mundo va a ser muy corta.

4.- Querer vender el producto y no crear la necesidad

En la actualidad y con la llegada de los millenials,  las personas no compran un producto sino una necesidad. En tu presentación de ventas no debes atiborrar a las personas de información con características del producto, medidas y precio. No, eso quedó en el pasado.

En la actualidad debes fijarte en que tu presentación se enfoque más en mostrar los beneficios y las bondades. Si ofrecerá soluciones, comodidad, confort. Si te hará lucir mejor si se tratavendedor de una prenda de ropa  o de mejoras profesionales si es un software o la venta de cursos. Allí está el secreto.

5.- Enfócate en el cliente

Conocer cuál es la necesidad del cliente, qué es lo que quiere con este producto, lo que espera conseguir. Así podrás saber mejor cómo hacer tu presentación y no perder el tiempo con detalles que no importan y ofreciendo productos que a la persona no le interesa.

Si no conoces a tus clientes será muy difícil que puedas cerrar un proceso de venta. Ellos necesitan ser comprendidos, si tú no lo haces, irán a otro lado donde sí lo hagan.

6.- No dejar de hablar

Sabemos que como vendedor quieres hablar de todo sobre el producto, sus bondades y beneficios. Pero también es importante que dejes hablar al cliente. Ellos también tienen preguntas y debes dejar que ellos la hagan y mejor aún responderla lo mejor posible. No solo se trata de hablar, hablar y hablar.

Escúchalos, presta atención a lo que tienen que decir. Es muy importante que ellos también hablen y sientan que son escuchados. Podrá tener el cierre de ventas más cerca que nunca.

7.- Ser pretencioso

Muchos de los vendedores que son muy buenos o tienen una alta tasa de conversión se vuelven pretenciosos y presumidos con el paso del tiempo. Este es un error  que puede ser muy costoso. Muchos se sienten superiores a sus clientes y que no necesitan mayores técnicas porque tiende a convencerlos muy fácil.
En la actualidad las personas los detectan muy rápido y lejos de ayudar a cerrar ventas los aleja. Siempre hay que ser humildes. Prestar atención y tomarse el tiempo con cada uno de ellos.

Vendedor con buena imagen

En el mundo de ventas la imagen también vende. No puedes acudir a una presentación mal vestido, desarreglado o lucir apurado. Tener una gran presencia es un gran gancho y aunque no lo creas no tomarlo en serio también es un gran error.