Las tiendas virtuales necesitan mucha dedicación

Que las redes sociales llegaron para quedarse no es ninguna novedad, que cada vez tienen más funciones tampoco, pero lo último en cuanto a Social Media es que muchos emprendedores han aprovechado para lanzar sus tiendas virtuales.

Lejos del papeleo habitual que requiere la creación de una empresa y quitándote el dolor de cabeza que representa buscar un local y luego comprarlo o alquilarlo, los emprendedores están aprovechando las redes sociales para garantizar su independencia económica y gastando poco dinero, por no decir ninguno.

Es una forma que están utilizando los emprendedores que no cuentan con grandes capitales para tener una tienda en físico y que requiere de mucho más pasos para su creación, mientras que las virtuales con solo una conexión a internet y un teléfono inteligente con un buen plan de datos es suficiente.

¿Cómo funcionan las tiendas virtuales en redes?

Pues es muy fácil, lo primero es crear los perfiles, sobre todo en Facebook a través de una Fan Page y ya con un Me Gusta comienza a andar la tienda, también están en Instagram y en Twitter, pero más como un complemento o en la búsqueda de otro tipo de público.

Ya con los perfiles creados, la foto con el logotipo de la empresa comienza el verdadero negocio que es montar álbumes de fotos con cada uno de los productos que tienes a la venta, te puede sorprender de la cantidad de cosas que se venden en las tiendas virtuales.

Quizás los que más las usan son las personas que crean accesorios, ya sea carteras, zarcillos, collares, pulseras y pare de contar. También están las personas que se van por la rama de la pastelería con cupcakes, tortas, pies de limón o parchita, etc.

Tampoco faltan los de ropa, aunque en muchas ocasiones ellos no son los creadores sino que la revenden por lo que dependen mucho del inventario, mientras que el primero venderá lo que ellos mismos produzcan, por lo que en caso de que se le haya acabado un modelo, fácilmente lo puede producir uno nuevo en poco tiempo.

También hay venta de zapatos, artículos para bebés, el único límite se lo ponen las mismas personas, ya que independientemente de lo que vendas puedes montar tu tienda virtual.

¿Cómo hacen las entregas?

Dependerá de la ubicación de las personas que quieren comprar, en caso de que vivan en ciudades diferentes utilizan las diferentes empresas de envíos, allí el cliente es el que corre con los gastos de fletes.

Las personas que se dedican a la pastelería sí tienen un negocio más local y al final les terminan vendiendo a sus conocidos, aunque otras personas pueden hacer pedidos especiales para baby showers, fiestas de cumpleaños, bodas o despedidas de solteras y allí sí debe garantizar el envío, sin embargo siempre se acuerda con el cliente, en caso de que el emprendedor no tenga cómo movilizarse.

Tener una tienda virtual necesita mucha dedicación, para poder no solo garantizar los productos, sino la atención al cliente, una respuesta oportuna, ya que de esa manera podrás tener éxito en el negocio, al final funcionan como si fuera en físico, sin ventas no hay dinero ni independencia