Síguenos

Las cinco cualidades un emprendedor

Un emprendedor siempre debe buscar más allá

Hoy en día son muchas las personas que quieren emprender un negocio pero no todos tienen las cualidades de un emprendedor. Nathan Resnick en un artículo para Soy Entrepreneur, asegura que muchos tienen las ganas de iniciar una empresa pero pocos hacen cosas para emprender.

No hay una edad específica para comenzar con un negocio, pero si es cierto que existen cinco cualidades que un emprendedor reúne y debe cumplir, las cuales fueron desarrolladas por Resnick luego de su experiencia como empresario y la de sus amigos.

A continuación la explicación de las cualidades de un emprendedor según  Resnick:

Pasión: Un fundador de startup se guía frecuentemente por la búsqueda de un propósito oculto más allá de las mecánicas para operar un negocio. La misión para mi startup, Yes Man Watches, es hacer que la gente vea que el activo más valioso de su vida es el tiempo.

Si tienes pasión por tu startup, esto te llevará a hacer de tu idea una realidad. Sin esa chispa, no tendrás la motivación necesaria para aguantar las desmañanadas y los desvelos para lanzar tu negocio.

Perseverancia: Los emprendedores deben ser capaces de lidiar con obstáculos. Un negocio no se construye de la noche a la mañana, toma tiempo. Debes acostumbrarte a que la gente te diga que no. Lo que hace que un emprendedor sea grandioso es la perseverancia para crecer a pesar de la cantidad de veces que los rechazaron.

El seguimiento es la clave. La gente puede darte muchas excusas por no ponerse en contacto contigo. Pero si eres persistente al tratar de hacer que las cosas pasen, probablemente tendrás éxito.

Ingenio: Una habilidad para un emprendedor es saber cómo hacer lo mejor con lo que tiene. Tus bienes como emprendedor son limitados, así que úsalos bien. Usar una red es clave. Cuando buscaba un fotógrafo, fui al departamento de fotografía de mi universidad y el staff mandó un correo a los estudiantes que querían hacer su portafolio. En una semana, tenía fotos profesionales.

Mente abierta: Como emprendedor puedes pensar que no necesitas un plan de negocios, pero debes aprender a aceptar las opciones de otros. Luego, si resulta que tu plan no funcionó, ajústate. Si la startup de tus sueños no te dará dinero, tal vez debas cambiar tu enfoque.

Naturaleza de esponja: Ser un emprendedor significa que vas a aprender en el proceso. Si no estás dispuesto a esto piensa en dejar el mundo de startup. Necesitas ser capaz de absorber todo lo que puedas, como una esponja. Entre más aprendas es mejor.

Por último aconseja que si tienes un idea en mente hazla realidad, pues si nunca lo haces nunca sabrás el resultado que hubieses obtenido. Además no pierdes nada, de las cosas buenas se aprende y de las malas mucho más.

Fuente: