El éxito de una empresa depende de su cabeza visible. Hay características que tiene un buen líder y que son fundamentales para que tu negocio vaya por el buen camino. Guiar a un grupo de personas no es fácil.

Si quieres ser un buen líder debes ser capaz de manejar muchas situaciones. Tanto las buenas como las malas, sobre todo esta última que es cuando más se necesita claridad para ir por el camino correcto.

Si quieres saber qué características tiene un buen líder sigue leyendo para que veas cuáles tienes y quizás en cuáles debes trabajar para que lleves a tu emprendimiento por el buen camino y el éxito está garantizado.

1) Inspirador

Un buen líder es capaz de llegar al fondo de las personas que tiene al frente. En este caso tus empleados o las personas con las que compartes oficina. Para ello hay que tener mucho carisma, saberle llegar a las personas, no solo con el discurso sino con las acciones.

Predicar con las acciones es la mejor forma de hacer que las personas sigan tu ejemplo y con ello inspirarse para hacer un buen trabajo. Cómo le exiges a un trabajador que sea puntual con la hora de llegada si siempre llegas tardes a las reuniones o no cumples con las promesas que haces.

buen líder

 

Se puede inspirar de muchas formas, pero sin duda que con acciones es la mejor. De esta manera tus empleados sentirán mucho más compromiso con los objetivos planteados. Tu empresa será mucho más efectiva.

2) Sabe comunicar

Tener un buen discurso es muy importante, de esta manera puedes calar mejor en las personas. No solo se trata de lo que digas sino cómo lo digas. El tono con el que le hables debe ser armonioso. No puedes dirigirte a tus empleados con gritos, regaños en público, ya que caen muy mal. Eso siempre debe ir en privado y sin embargo gritar nunca está permitido.

Un buen líder sabe cómo lidiar en los momentos negativos y a pesar de la molestia se puede referir de forma educada a sus empleados.

Hablar de forma correcta, hacerle ver a las personas el error, pero sobre todo ayudarlo a mejorar es básico y habla bien de un líder. Así tu empresa se verá beneficiada.

3) Ser ejemplo

Como lo dijimos en un principio no hay nada mejor que ser un ejemplo a seguir para tus empelados. Se predica con las acciones. Ser una persona correcta, que cumple las reglas y hacer lo que se exige es muy importante.

buen líder

De nada va a servir pedir cosas que tú mismo no eres capaz de cumplir. Tus empleados lo van a notar y por muy buen comunicador que sea si haces todo lo contrario a lo que dices de nada va a servir.

4) Reconoce sus fallos

Como todo humano los errores existen y se es capaz de equivocarse y fallar. Cuando eso pasa hay que reconocerlo, disculparse de ser necesario. Esto te verá como alguien más cercano con ellos mismos. Frente a ellos siempre hay que admitir tanto lo bueno como lo malo.

5) Delega

Un buen líder sabe delegar responsabilidades en sus empleados. No siempre puedes hacerlo todo. Además de esta manera ellos van a sentir que confías en ellos al dejarlos hacer alguna tarea que es de suma importancia para la empresa.

buen líder

6) Tiene iniciativa

Una de las características que tiene un buen líder es que no espera por los demás para hacer algo. Sino que se encarga de proponer nuevas ideas, formas de realizar el trabajo. Innova, allí radica la diferencia entre ser líder y ser un seguidor.

Un buen líder busca la manera de hacer algo diferente por el bien de su emprendimiento. Siempre busca el progreso. No le gusta estancarse y por eso siempre busca la manera de salir adelante, la iniciativa es fundamental.

7) Sacarle lo mejor a los demás

En tu equipo de trabajo hay personas con diferentes características y habilidades. Sacarles el máximo provecho a ellos en pro del crecimiento del negocio y el personal es mu

y importante. Ver ese potencial y retar a ese trabajador a que haga una tarea porque sabes que puede hacerlo es importante.

Este tipo de acciones llevan a las personas a proponerse ser mejor, a buscar dentro de ellos cuál es su límite.

Un buen líder los detecta muy rápido y rara vez se equivoca sobre lo que puedes o no hacer una persona. Ver ese talento escondido es muy importante.

8) Reconoce los logros

No hay nada más gratificante para un trabajador que su jefe lo felicite por un buen trabajo. Cuando una persona lo hace bien siempre hay que decírselo, eso lo llena de confianza para hacer otras tareas y seguir siendo productivo.

Reconocer que si se consiguió una meta fue por el buen trabajo de los empleados es muy importante. No hay nada peor que un jefe que se quiere quedar con el crédito de todo. Eso lejos de motivar, desmotiva. Ten mucho cuidado de apropiarte de algo que no es tuyo, en este caso de conseguir un objetivo.

buen líder

 

9) No deja de aprender

 

No hay nada peor que una persona que se cree que se las sabe todas. Un buen líder siempre está aprendiendo y estudia para ser cada día mejor. En un mundo tan cambiante no te puedes dormir, siempre hay nuevas técnicas, tecnologías que harán mejor a tu negocio. Es por ello que siempre está leyendo y se llena de nuevos conocimientos que debe traspasarlos a las personas con las que trabaja.