Es tu aplicación favorita, sin ella no puedes estar. No nos imaginamos ni siquiera estar un día sin poder utilizarla o que no funcione. Conoce a la persona que hay detrás y aprende de las lecciones de emprendimiento del creador de WhatsApp, Jan Koum.

Quizás su nombre no es tan conocido como otros emprendedores, pero sin duda tuvo una de las ideas más innovadoras de los últimos años.

Su historia es muy inspiradora y seguro te va a calar hondo, a ti que buscas una inspiración para dar ese paso de tener tu propio negocio.

Los comienzos en la vida de Jan Koum fueron muy duros. Nació en Ucrania, cuando aún pertenecía a la Unión Soviética, además era de familia judía.

La persecución de la que eran objeto, así como el miedo constante que tenía toda su familia les hizo tomar decisiones muy duras.

Cuando apenas tenía 16 años llegó a Estados Unidos sin saber mucho inglés y solo con su madre, ya que su padre prefirió quedarse.

No fue fácil para él toda esa etapa, tuvo que trabajar limpiando tiendas para ayudar a llevar dinero a su casa.

También recibieron el apoyo del estado, gracias a las ayudas sociales, así él y su madre pudieron mantenerse.

Aunque no temía computadoras, a él le llamaba mucho la atención el mundo de la programación. Siempre leía libros que hablaban de ese tema y dominaba mucho la teoría.

Pudo inscribirse en la Universidad estatal de San José y comenzó a estudiar formalmente, aunque luego se retiró. Pero obtuvo muchos conocimientos.

No fue sino hasta que cumplió 20 años cuando tuvo su primera computadora y eso no fue un impedimento para él para poder aprender todo lo que quería.

Idea millonaria

WhatsApp
Wired UK

Desde pequeño Jan vio como en Ucrania las comunicaciones no eran seguras, ya que la KGB siempre escuchaba lo que hablaban los ciudadanos.

Para él era común que su madre dijera: “esto lo debemos hablar en persona, no por teléfono”. Por lo que siempre quiso tener un sistema de comunicación segura.

Así la gente pudiera hablar sin problemas, sin sentir que los estaban espiando y por eso no dudó en crear un sistema o una forma en el que la gente sintiera que podía hacerlo.

Aunque al principio WhatsApp no era muy descargada, poco a poco se fue popularizando.

Tanto así que en la actualidad se realizan más de 1 millón de descargas por día de esta aplicación de mensajería.

En total son más de 900 millones de usuarios en todo el mundo.

¿Quién no tiene WhatsApp en su celular inteligente?

Lecciones de emprendimiento de Jan Koum, el creador de WhatsApp

Siempre lucha por tus sueños

Bien-etre Media Group
Bien-etre Media Group

Una de las grandes lecciones que nos deja Jan Koum como creador de WhatsApp es que siempre se debe luchar por los sueños.

Él lo hizo, a pesar de todas las dificultades económicas por las que tuvo que pasar en su vida, sobre todo en la adolescencia, nunca dejó de creer en sus capacidades.

Siempre leyó libros de programación para aprender y luego los puso en práctica. Aunque no terminó la universidad no dejó de estudiar y buscar lo que quería.

Trabajó para Yahoo! y antes hasta fue hacker, intentó entrar en Facebook y fue rechazado, pero no se rindió y siguió buscando su lugar.

No por eso no lo intentó. Por el contrario siguió preparándose y fue cuando se le ocurrió crear una herramienta en la que las personas puedan conversar sin sentir que las espían.

Por eso comenzó a trabajar en WhatsApp. Pero tampoco creas que una vez que salió la aplicación fue un éxito.

De no ser por el apoyo que tuvo por parte de su socio no desistió, siguió trabajando en el desarrollo de la aplicación y en las mejoras. Por eso pudo seguir y con constancia, el éxito llegó y vaya que llegó.

Por eso es importante seguir intentando y no dejarse vencer por las primeras dificultades.

Cualquier idea que tengas es válida

Aplicación
Harvard Business Review

Si tienes alguna idea de emprendimiento en la cabeza busca la forma de convertirla en realidad.

Así hizo Jan Koum, él quiso crear un sistema en el que las personas pudieran hablar, compartir videos, notas de voz y fotos sin tener miedo a ser espiados.

Él encontró la manera a través de la tecnología de darle forma a su idea y creó una, que no solo le dejó mucho dinero, sino que dio pie para que otras aplicaciones también se desarrollaran,  pero que aún no llegan a la popularidad de WhatsApp.

Ten un gran socio

WhatsApp
Forbes

______________________________________________________________________________

WhatsApp ahora cuenta con un sistema de cifrado en sus conversaciones llegó de forma repentina y sorpresiva para los usuarios.

______________________________________________________________________________

Una de las razones por las que Koum pudo llegar al éxito fue gracias al socio que tuvo, Brian Acton, a quien conoció en la época de universidad, primero como amigos, luego coincidieron en el trabajo, más específico en las oficinas de Yahoo!

Allí se fueron conociendo más y aunque no estaban conformes con sus empleos siguieron allí, hasta que decidieron dar el paso para independizarse.

Comenzaron a trabajar en la idea de WhatsApp y siguen siendo socios de la compañía que fundaron.

Acton se encarga de toda la parte financiera, de darle seriedad a todos los movimientos. Mientras que Koum, es más ideario, pero siempre quiere volver realidad sus sueños.

Si tienes la idea de emprender y tienes personas que te pueden ayudar a ser mejor, siempre complementándose, no dudes en unir fuerzas y así poder hacer realidad ese sueño que tienes de ser un emprendedor, de tener tu propio negocio.

Aprovecha las oportunidades  

Aplicación
ftymc-consultores.com

A pesar del éxito que tuvo y tiene WhatsApp y de todo lo que podían lograr Jan Koum con ella, no dudó ni un segundo en aceptar la oferta de 19 mil millones de dólares que le hizo Mark Zuckeberg, dueño de Facebook, para adquirir ese sistema de mensajería instantánea.

Fue como una pequeña victoria para él, ya que años atrás fue rechazado para formar parte de sus trabajadores y luego les vendió su gran proyecto a ellos.

A cambio recibió mucho dinero que le permite seguir desarrollando otras ideas y apoyando a startups.