¿Quién no ama los productos Apple? ¡Todos! Hay lecciones de emprendimiento que nos dejó Steve Jobs que fácilmente podemos aplicar en nuestro negocio.

No es para menos, ya que es una empresa que tiene todo lo que estamos buscando y que nos hace la vida más fácil.

Por eso es un ejemplo a seguir y sí, sabemos que Apple es todo un gigante tecnológico. Pero eso no quiere decir que no seamos capaces de emular algunas conductas que aplicó Jobs en su vida y que sin duda lo llevaron al éxito.

Los emprendedores tienen varias características en común. Así se trate de un pequeño negocio de carteras que está comenzando.

Todos tenemos grande metas que queremos lograr y no hay nada mejor que tener a personas que sean ejemplos a seguir y Steve Job como emprendedor y empresario es uno de ellos.

Aunque haya fallecido, su legado es impresionante y es quizás cuando más nos dimos cuenta que ofreció muchas lecciones de emprendimiento que bien podemos aplicar en nuestro día a día.

Jobs podía ser un obstinado y perfeccionista, pero sin duda esto lo llevó al éxito y a conseguir todo lo que quería.

Sigue estas 8 lecciones de emprendimiento que nos dejó Steve Jobs y llega al éxito

Líder único

Esta es quizás su mejor característica. No tenemos ninguna duda de que fue un gran líder. Incluso en los momentos más difíciles de su carrera cuando lo echaron de su propia compañía no dejó de trabajar y de conseguir sus metas.

Jobs siempre se caracterizó por saber cómo conquistar a la masa y sobretodo a sus empleados. Tenía una gran forma de acercarse a ellos y exigirlos al máximo.

Llevarlos al límite de sus capacidades y sobre todo sacarle todo el provecho.

Aunque por momentos era muy duro. En otros sabía comprender las situaciones por las que pasaban sus trabajadores.

Esto es muy importante para cualquier emprendedor. Con el apoyo de sus trabajadores y sabiendo cuáles son sus capacidades y cómo explotarlas te permitirá llevar al éxito a tu negocio.

Steve Jobs
Foto: Escuela Management

Claridad en el objetivo

Si hay algo que siempre supo Jobs es cómo conseguir sus metas. Tenía muy claro lo que quería lograr, que era llevar a Apple a ser el líder en el mercado de la tecnología. Siempre supo que no sería una empresa más de sistema.

Dejó atrás los artículos de oficina como impresoras para ir al mundo de la conexión a internet móvil y las telecomunicaciones.

Encontró que era un área que no se había explotado lo suficiente y se enfocó en hacerlo.

Jobs quería artículo único, que la gente muriera por tenerlo y vaya que lo logró. Con todos los productos que creó Apple, desde el iPod, iPad y ni hablar del iPhone.

Steve Jobs
Foto: back4app.com

Visionario

Siempre veía más allá de lo que se esperaba de él. Él vio que la telefonía móvil era el gran futuro de la humanidad y que la gente navegaría a través de su teléfono móvil y apostó a ello.

También a escuchar música desde los dispositivos móviles y creó iTunes.

De esta forma creó productos que generaran una necesidad en las personas.

Steve Jobs
Foto: Millacero

Trabajar en equipo

Para Jobs el trabajar siempre de la mano de sus ingenieros y todo su equipo siempre fue muy importante. De esta forma podía conseguir las cosas como siempre quiso.

Siempre que tenía una idea le decía a su grupo de trabajo cómo podía hacer para lograrlo y asignaba tareas de acuerdo a las capacidades de cada quien.

Supervisaba y corregía cuando era necesario y de esta forma siempre consiguió lo que quiso.

¿Se equivocó? Por supuesto, pero siempre trabajaba de la mano de sus compañeros y no pretendía hacer todo el trabajo él.

Steve Jobs
Foto: Freepik

Productos irresistibles

Esta sin duda es muy importante. Si no tienes un producto genial por más que tengas las demás cualidades será muy difícil de enamorar al público.

Tiene que esforzarte en crear un producto que la masa o tu público objetivo quiera tenerlo a como dé lugar.

Así hizo Jobs con el iPod, iPad e iPhone. Creó productos únicos, con un diseño espectacular y las personas hacen colas cada vez que hay un lanzamiento de una nueva edición.

Y vaya que el mercado de los productos tecnológicos está saturado. Pero cuando ofreces característicasy funcionalidades que no van a encontrar en otros lugares podrá conseguirlo sin problemas.

Esto aplica para cualquier tipo de producto. Crea lo mejor y con los mejores ingredientes o piezas. De acuerdo al mercado en el que estés. Así podrás ser el líder.

Steve Jobs
Foto: webipedia.es

Trabaja en lo que te apasiona

Steve Jobs sentía una gran pasión por la tecnología y las telecomunicaciones. Gracias a esto siempre trabajó en ello y no descansó en conseguir lo que quería.

Cuando trabajas en el área que dominas y que más te guste no tendrás ningún problema en hacer todo los sacrificios que consideres necesarios.

Si emprendes en un área que no conoces y peor aún que no te apasione será mucho más difícil. A la primera traba vas a querer desistir y esto es lo peor que puede hacer un emprendedor.

Es por eso que debes iniciar tu negocio en lo que te gusta. Se te hará todo mucho más fácil.

Steve Jobs
Foto: Google

Domina el poder de la palabra

Para ser un líder único como la primera característica debes dominar el don de la palabra. Construir discursos que motiven.

Así podrás convencer a todos de tu idea. Por supuesto esto hay que trabajarlo y estudiarlo. Pero es posible hacerlo. Necesitas esfuerzo, dedicación y por supuesto invertir mucho tiempo en ello. Los resultados serán grandiosos.

Steve Jobs
Foto: Google

Supera lo obstáculos

Jobs siempre encontró obstáculos en su vida. Incluso lo echaron de su propia empresa.

Pero no por eso vas a desistir, siempre debes luchar y conseguir tus objetivos.

Incluso cuando le diagnosticaron cáncer luchó con todo y vivió más tiempo de lo que dijeron los médicos. Siempre lucha y supera los obstáculos. ¡No te rindas!