Estar al mando de una empresa familiar es mucha responsabilidad

Una empresa familiar es aquel negocio manejado totalmente por miembros de una familia, generalmente se involucran todos los integrantes en el negocio.

El éxito no está garantizado en una empresa familiar pero para poder lograr quedarse durante mucho tiempo hay ventajas competitivas como el control que se tiene sobre la empresa y la manera en que están divididos los roles dentro de ella, según explica Ernesto Niethardt en el portal de tuempresafamiliar.com

Muchos empresarios coinciden que una empresa familiar es un completo dolor de cabeza y la mayoría le “huye” a la idea de iniciar un negocio de este tipo, pues aseguran que a lo largo del tiempo traerá muchos problemas en el negocio que afectará la vida familiar. Los expertos en temas de negocios rechazan esta idea y defienden que las empresas de carácter familiar tienes ventajas sobre aquellas que no lo son.

Pero lo que sí es cierto es que la persona o los integrantes de la familia que estén a cargo del negocio tienen mucha responsabilidad en sus manos y más cuando la empresa ha pasado de generación en generación. Esto le da una responsabilidad extra de mantener el negocio estable y no echar todo un esfuerzo por la borda.

Ahora veamos cuáles son las ventajas y desventajas de tener un negocio familiar según los expertos:

Ventajas:

  • Control absoluto de la empresa
  • Orgullo familiar
  • Una cultura propia mejor definida
  • Pasión de la familia por la misión de la empresa y su continuidad
  • Una mayor orientación al largo plazo
  • Cuentan con una dirección más independiente
  • Tienen buenas y duraderas relaciones con el personal, proveedores y clientes
  • Mayor responsabilidad
  • Darle mayor importancia a la empresa
  • Oportunidad de trabajo para los integrantes de la familia
  • Sentido de pertenencia

Aunque hay muchas ventajas que otorga la empresa familiar, también es cierto que este tipo de negocios trae consigo ciertas desventajas que te daremos a continuación:

  • Sólo existe la “verdad” del director o propietarios
  • No hay diversidad de pensamiento a la hora de tomar las decisiones
  • Al generar empleo a los familiares, esto puede generar la incompetencia de algunos integrantes de la familia porque piensa que es su negocio y está bien si no hace nada
  • Desaprovechamiento del talento existente en la empresa y en la que no dejará a sus empleados ascender a algún cargo (lo ocupan los integrantes de la familia)
  • Una mayor tendencia a la autofinanciación y un menor acceso a las fuentes de financiamiento
  • Problemas  familiares llegan a  inciden en el manejo y ambiente del negocio
  • La falta de sucesores competentes y calificados
  • La dificultad de atraer y mantener buenos directivos no familiares
  • Una mayor rigidez a los cambios

 

Fuente: