El mundo actual lo urge y las organizaciones lo necesitan, ya que es inspirador, por eso es importante que sepas cómo ser un buen jefe-líder.

¿Por qué decidimos unir estas dos palabras?

Porque separadas son dos personas diferentes, mientras que el mundo empresarial actual necesita a uno que sepa hacer las dos cosas.

Muchos creen que ser jefe es liderar a un grupo de personas y lamentablemente no es así.

Un jefe es aquel que tiene personas o subordinados a cargo, pero eso no lo convierte necesariamente en un líder.

También ocurre que hay trabajadores que son vistos como un líder y no tienen ninguna persona a cargo.

Si alguno de estos dos panoramas está presente en tu emprendimiento es momento de que tomes acciones, ya que eso es sinónimo de problemas.

Te debes estar preguntando a qué se debe esto.

Lo ideal es que una misma persona tenga las dos características. De esta forma tendrá un equipo de trabajo mucho más eficiente y sobre todo integrado.

No es fácil de encontrar un jefe-líder

Como muchos aspectos del mundo empresarial, las características del personal han ido evolucionando. Actualmente el perfil de un jefe es muy distinto al de los años 60 u 80.

Incluso podríamos decir que de hace unos 10 año para acá.

Aunque muchas de su aptitudes y actitudes se mantiene, la evolución dentro de las empresas, sean grandes o chicas, ha llevado que los jefes tengan otro perfil, muy diferentes al de año anteriores y cada vez más se deslindan de ese tipo de personas.

Anteriormente se consideraba a alguien era un buen jefe cuando:

  • Inspiraba miedo

  • Dominaba a su personal

  • Solo se fijaba en los errores

  • Nunca elogiaba a su personal

  • Era autoritario

Foto: Pyme Emol

En la actualidad todas estas son características negativas que no debe tener ninguna persona que tenga personal a cargo, es decir, que sea jefe.

De hecho sí tienes a alguien así lo mejor es que lo hagas cambiar de idea y de no resultar deberás despedirlo, porque a la larga le hará mucho más daño a tu emprendimiento del que necesitas.

El mundo actual necesita de líderes y si ellos son jefes es mucho mejor.

Esto se debe a que así podrás tener un equipo de trabajo que sea mucho más eficiente y sobre todo a conseguir metas en común.

Las características de un buen líder

  • Inspira confianza en las personas que tiene alrededor

  • Motiva a un grupo a conseguir metas y objetivos

  • Es un ejemplo para las personas que tiene a su alrededor

  • Enseña a su grupo a hacer sus tareas de forma más eficientes

  • Es activo y no reactivo a lo que sucede a su alrededor

  • Es cercano a sus trabajadores

  • Conocer las principales aptitudes de su grupo

Foto: Revista Merca2.0

Lo ideal es que tú como emprendedor tengas estas características por lo menos la gran mayoría de ellas.

De esta manera podrás sacar lo mejor de tus trabajadores y ellos te verán no solo como un ejemplo a seguir, sino que eres alguien en quien pueden confiar.

Una de las conductas que más daño le hace a una empresa es cuando los jefes se apropian de los logros de sus empleados.

Quedarse con todo el crédito del buen trabajo y no compartirlo con el resto. Peor aún cuando no tuvieron nada que ver con ello y le roban el crédito a sus empleados.

Un buen líder siempre será aquel que reconoce el trabajo grupal y que siempre saca lo mejor de cada uno.

No quiere decir que los líderes actuales son “blandengues” y que no van a regañar nunca a una persona por no hacer bien su trabajo o no hacerlo.

Pero atrás hay que dejar las humillaciones y vejaciones en la que muchas ocasiones se sometía a los trabajadores.

Lo mejor es que cuando se le llame la atención a un trabajador se haga de forma privada y sin embargo más que un “regaño” hay que motivarlo a que sea mucho más capaz.

Brindarle las herramientas para que pueda desempeñar mejor su trabajo, capacitarlo y así llevarlo a un nivel superior.

De esta forma podrás sacar lo mejor de él. Verás como a la larga te lo agradecerá.

Por supuesto deberás hacer un seguimiento, si sientes que hiciste tu máximo esfuerzo y aún no ves resultado, por más que resulte doloroso deberás salir de esa persona o asignarle una función que puede desempeñar mejor, si no la tienes deberá despedirlo.

No por eso debes creer que no eres un buen líder, por el contrario,te exigiste al máximo con él, pero sencillamente no funcionó.

Mejor tino

En muchas ocasiones nombramos como jefes a las personas que tienen más experiencia o más años en la empresa, para respetar antigüedad.

Pero no nos damos cuenta que no tienen las características para ser unos buenos jefes y más aún uno líderes dentro de su grupo.

Por eso es muy importante que tu como emprendedor, como el gran jefe, conozcas muy bien a tu personal y sepa reconocer quién puede ser un gran líder.

Foto: Escuela Management

No necesariamente esa persona con muchos años sea el mejor candidato.

Lo importante es que tengas ese jefe-líder que haga que todo funcione a la perfección y tu emprendimiento sea un éxito y no deje de crecer.