Siempre ayudamos a los emprendedores con sus negocios. Pero ahora queremos brindarles herramientas a los empleados y le dejaremos técnicas para pedir un aumento y no morir en el intento.

Siempre es bueno sentirse bien en el lugar de trabajo en el que estamos y más importante aún que nos retribuyan de la misma forma.

En mucha ocasiones sentimos que no nos pagan lo suficiente para el trabajo que realizamos. Las responsabilidades que asumimos y más aún para la habilidades y aptitudes que tenemos.

Es por eso que es importante que nos valoremos muy bien como empleado y así pedir ese aumento que tanto necesitamos.

Hay que armarse de valor y pedirlo. Pero antes es importante que analices y tomes en cuenta muchos factores.

Los dueños de empresas o los gerentes a cargo siempre aducen a que hay “crisis” para no aumentar los sueldos. Decir que por ella solo pueden aumentar un 5 % en vez de un 10 %.

A menos que de verdad veas que la empresa en la que estás no puede darte un aumento, es mejor no hacerlo.

Pero si crees que las condiciones son buenas, no hay de otra que hacerlo, ¿qué es lo peor que puede pasar, decirte que no?

Con las técnicas que te vamos a dejar reduciremos las posibilidades de que tu jefe te diga no a un aumento. Por eso pídelo y no mueras en el intento.

Además ese “NO”puede ser un por ahora y dejar a tu jefe pensando. Evaluará tus aptitudes y quizás te pueden sorprender en tu próximo pago.

Estas son 5 técnicas para pedir un aumento y no morir en el intento:

1.- Estudia bien el momento

técnicas para pedir un aumento
Foto: CEIPA

Como lo mencionamos unas líneas arriba. Estudia bien el momento en el que pides un aumento. Si hay una mala racha en la empresa o ha habido errores costosos es mejor esperar un poco.

Sobre todo si en tu departamento o área las cosas no marchan muy bien. Lo mejor es esperar que baje un poco la marea. De esta manera aumentas la posibilidad de que te digan que sí a tu petición de ganar más dinero.

Un gran truco que puedes aplicar es pedir un aumento de sueldo en un momento en el que hayas destacado por algún aspecto en particular.

Si la empresa pasa por una buena racha o consiguió los objetivos que se han propuesto es una excelente ocasión para pedir tu aumento de sueldo.

Si además has tenido que ver con ello, más rápido aún.

No dejes pasar esa oportunidad. Ya que todos estarán contentos y conseguirás ese aumento que tanto quieres.

2.- Pide una reunión

Si estás decidido a hablar con tu jefe o con la persona encargada para pedir tu aumento de sueldo lo mejor que puedes hacer es agendar una reunión.

técnicas para pedir un aumento
Foto: expansion.com

Evita pedirlo de una manera informal, ya que le quitas seriedad al asunto.

Imagina la escena.


Sala del café, entra tu jefe.

Empleado: ¡Hola jefe, buenos días!

Jefe: Hola Alberto, buen día.

Empleado: Jefe sabe que quiero un aumento del sueldo.

Jefe: (Risas) Hombre disfrute el café


Esta es una de las respuestas que puedes obtener.

Lo mismo sucede si lo haces en pleno pasillo o en el estacionamiento.

Así que lo mejor es pedir una reunión con tu jefe y allí plantear de manera formal esa petición de aumento de sueldo.

Así le darás mucha seriedad al asunto y tu jefe sabrá que se va a hablar de un tema importante.

3.- Redacta tu propuesta de aumento

técnicas para pedir un aumento
Foto: Cómo redactar un texto

Una vez que logres agendar tu reunión para pedir el aumento tienes que saber qué vas a decir. No puedes ir sin un plan ya establecido.

Primero haz una propuesta de aumento por escrito. Allí argumentas tus aptitudes, responsabilidades y las razones por las que crees que es necesario un aumento para ti.

Así tendrá más claro el panorama, te dará seguridad al momento de hablar con tu superior.

Si pides la reunión ya debes tener claro cuánto quieres ganar.

Imagina que tu jefe te pregunte. ¿Cuánto aspira ganar Alberto? Y titubeas tu respuesta o peor aún no lo habías pensado.

Este es un error que no puedes cometer. Ya que tu jefe pensará que la idea de pedir el aumento no es tuya, sino porque “alguien te metió la idea en la cabeza”.

Lo mejor es saber cuánto cuesta tu experiencia en el puesto y lo que vales por cada jornada laboral. Cuando pidas un aumento hazlo en porcentajes y de tu salario mensual, no el anual.

4.- Nunca te compares con un compañero

técnicas para pedir un aumento
Foto: Steemit

En el momento en el que estés hablando con tu jefe, enumerando tus responsabilidades, aptitudes y actitudes por la que mereces un aumento nunca menciones: “es que yo hago más cosas que Miguel y no es justo que gane más que yo”.

No dejas una buena imagen, ya que notarán que eres mal compañero, envidioso y en muchas empresas estas actitudes no están bien vistas.

En vez de tener un aumento lo que obtendrás es una amonestación, degradación de puesto o un despido.

Cuando se trata de pedir un aumento de sueldo es porque tú lo vales.

No te compares con tus compañeros, así creas que tienes la razón.

5.- Aprende a manejar la respuesta

técnicas para pedir un aumento
Foto: Scoopnest

Si tu jefe aprueba tu aumento, tienes que “festejarlo” de manera interna.

Es importante que no salgas de la oficina y se lo digas a todos tus compañeros. Posiblemente generarás una crisis interna.

No debes comentarle al resto que te dieron el aumento, tampoco es bueno decir que lo quieres pedir. A menos que sea alguien muy cercano.

Si nuestras técnicas no te ayudaron a conseguir el aumento, pregúntale a tu jefe las razones por las que no te lo dieron. Pero siempre manteniendo la tranquilidad.

Es bueno conocer la razones del porqué no te dieron el aumento, ya que quizás te ayudarán a mejorar profesionalmente.

También para decidir si crees que no te valoran lo suficiente y es el momento de cambiar de organización.