Siempre hay que estar preparado para la temporada de las vacas flacas. Cuando eres un empresario debes tratar que la crisis no afecte tu emprendimiento. Aunque muchas veces es difícil, siempre hay que tener un plan listo.

Las crisis son cíclicas y cada cierto tiempo van a aparecer. Hay unas que son más fuertes que otras. Pero en esos momentos lejos de dejar que ellas se apoderen de tu negocio es cuando más debes luchar por mantenerte a flote.

Por supuesto que cuando hay crisis muchas personas dejan de comprar.

Allí es cuando como emprendedor debes ser mucho más audaz. Siempre salen ideas geniales de negocios cuando peor la pasamos.

La imaginación aparece y es allí cuando debemos tomar la idea que sea más rentable y aplicarla.

Si ya tienes un negocio no puedes permitirte cerrar y luego ver qué hacer. Por el contrario debes mantenerte allí, siempre habrá personas que se interesen.

Incluso muchos clientes sabrán apreciar que cuando peor estaban, tú estabas allí para solucionarle un problema.

Al fin y al cabo eso es lo que todo emprendedor quiere: satisfacer una necesidad y es se traduce en una buena atención.

Sigue estos tips y así la crisis no afectará a tu emprendimiento:

1.- Recorta gastos

Sí, es inevitable que comiences a revisar toda tu estructura de costos y ver por dónde puedes recortar algunos gastos que no son necesarios en este momento.

Una mejor utilización de la materia primera o quizás dejar de hacer algún producto o prestar algún servicio que no sea tan rentable.

Muchos emprendedores lo primero que hacen es despedir a todos sus empleados. A veces es una decisión muy dura. Pero cuando la crisis es muy fuerte tocará hacerlo. Pero allí debes analizar bien si tienes cómo suplir esa baja.

Otra idea es recortar las horas extras y que tus empleados sean lo más eficiente posible.

También puedes utilizar de forma más eficiente los servicios. Ahorrar en luz, agua, gas o aire acondicionado.

Apagar todo en la noche hará que la factura tenga algunos centavos menos.

Ahorrar en papelería, material de oficina y quizás dejar de servir ese café en el día tendrán que ser acciones a tomar para que puedas ahorrar un poco de dinero. Piensa que es solo una medida temporal.

2.- Reinvéntate

Foto: maxresdefault

Antes de cerrar tu negocio debes buscar la forma de hacer que tu emprendimiento se mantenga rentable y puedas generar ganancias.

Llegó el momento de ofrecer otros servicios o reinventar los productos que vendes.

Si quizás tu emprendimiento es una pastelería. Pero solo te encargas de hacer tortas o pasteles por encargos. Quizás llegó el momento de que tenga que fabricar algunos productos que sean más accesibles para el público.

Por ejemplo:

Los cupcakes están muy de moda y todos lo aman.

En un momento de crisis puede comenzar a hacerlos y ofrecerlos de forma constate en tu emprendimiento.

Son mucho más económicos tanto para fabricarlos como para el bolsillo de la personas.

Vender galleta decoradas o mini cakes también es una oportunidad de que las personas te puedan comprar.

Otro ejemplo puede ser si tienes una tienda de ropa puedes agregar más accesorios a tu stock de productos.

Carteras, correas, cinturones, pulseras, zarcillos, collares y demás elementos que ayuden a un outfit de lujo puede hacer que otras personas te visiten.

Recuerda que lo importante es mantener tu negocio abierto, satisfaces una necesidad y así la crisis no afecta tu emprendimiento.

3.- Mantén la inversión publicitaria

Foto: prismarketing.com

Aunque pueda sonar paradójico, muchas personas cuando hay crisis dejan de invertir en publicidad y este es un error.

Es cuando más debes hacerlo.

¿Por qué?

Muy sencillo

Necesitas que la personas sepan que tú sigues ahí, que mientras otros cerraron tú estás dispuesto a atenderlos y ofrecerle el mejor servicio.

La única manera de que un nuevo público sepa de ti es a través de la publicidad.

Tienes que seguir invirtiendo en marketing, social media.Tanto en el mundo online como offline. El networking también es muy importante.

No hay nada mejor que la recomendación de otro experto para que el negocio gane nuevos clientes.

4.- Sé un líder

Foto: Escuela Management

En los momentos más complicados de un negocio es que tú como jefe debes desenvolverte como un gran líder.

Contagiar a tu equipo a que se mantenga motivado y se entusiasme es muy importante. Debes trasmitirle una energía diferente con ideas renovadoras y así ellos se sientan respaldados.

En los momentos de crisis tienes que ser algo más que un jefe y para ello debe prepararte para que sepas cómo afrontar las situaciones difíciles.

5.- Apóyate en tu equipo

Foto: ANEC

Una empresa nunca va a funcionar con una sola persona.

Un error que comenten muchos emprendedores es pretender hacerlo todos ellos. Pero es imposible cumplir con todas las obligaciones.

Por ello debes tener un gran equipo que sepa salir adelante, que entre todos aporten ideas para que la crisis no afecte tu emprendimiento y así el negocio se mantenga a flote.

Al fin y al cabo si la empresa se mantiene en pie ellos seguirán con sus empleos y tu con la posibilidad de seguir expandiendo la marca.

6.- Piensa en las necesidades del cliente

Foto: entuxia

Este punto va muy relacionado con la idea de reinventar el negocio.

En los momentos de crisis hay que dejar el ego un poco a un lado y ser más flexibles. Más allá de tus necesidades debes mirar a las delos clientes.

Qué es lo que ellos necesitan, lo que buscan y así satisfacerlas.

Por eso decidirte y empezar con un servicio delivery puede ser muy importante. Cobrarás un adicional por él y con ese dinero cubres el gasto.

Pero lo importante es que más clientes se pueden sumar  y puede convertirse en tu canal de ventas directa.

7.- No te dejes derrumbar

Bajo ninguna circunstancia como emprendedor debes darte por vencido antes de tiempo.Por más que la crisis sea muy dura, lucha y aplica esto tips para que tu emprendimiento se mantenga a flote.