Ingenio y talento son dos palabras que le vienen muy bien a una persona que siempre estuvo claro en su objetivo de vida: Entretener. A lo largo de su vida creó, siempre creó personajes. Por eso Stan Lee fue un emprendedor a su manera.

El ingenio de Lee siempre estará presente en la vida de millones de personas en el mundo entero.

Sus personajes e historietas siempre acompañaban la vida de tanta gente, por lo que no habrá agradecimiento que alcance.

Lo que sí es seguro es que Lee inspiró a muchos más a ir tras sus sueños.

Así como lo hicieron sus superhéroes, que al final eran personas normales, con problemas, pero que siempre buscaban ayudar a otros.

Fue tras su sueño

Escritor con todas y cada una de su letras, Lee se convirtió en toda una leyenda en el mundo del comic.

Creador del imperio Marvel nunca se imaginó que con sus personajes haría un mundo mejor.

Seguro eres un fanático de mucho de ellos: Spider-Man, Thor, Hulk, Capitán América. Disfrutaste de películas como lo X-Men, Daerdevil, Los 4 Fantásticos, Avengers y más.

Stan Lee
Foto: Smash Mexico

Detrás de todos ellos estaba el ingenio de Lee. Los creó, les dio vida y así hizo feliz a muchas, pero muchas personas en el mundo entero.

Lee en sus inicios era un escritor de obituarios.

¿Te imaginas algo más deprimente?, posiblemente no y él mismo dejó su trabajo porque le terminó afectando.

Allí comenzó a ir tras su sueño, dejó ese trabajo aburrido por uno que lo llenara más.

No tuvo miedo en dejar su zona de confort para atreverse por algo nuevo, algo que en su época era más que arriesgado.

Empezó a crear personajes y a darle vida en sus historietas. Poco a poco fue calando en el público y creó todo un imperio a su alrededor.

Si eres alguien que quiere ser emprendedor, pero que aún no se anima a dar ese paso, piensa bien en si lo que haces ahora es tu propósito de vida.

Si no te gusta tu trabajo y tienes un sueño ve por él. Así podrás ser muy feliz. Lee lo hizo y se convirtió en una persona muy exitosa.

Creó su marca

Gracias al buen trabajo que realizó con sus historietas, Stan Lee se estableció como una gran marca como lo es Marvel.

No puedes nombrar a uno sin el otro. Juntos van de la mano y fueron creciendo en el mundo del entretenimiento, sobre todo del cine.

Sus películas fueron un éxito taquillero, uno tras otro.

Tras su fallecimiento muchos fueron los homenajes que le realizaron y se debe a que se convirtió en un ícono dentro de la industria.

Sus personajes fueron sus mejores embajadores, pero al final él sobresalió por encima del resto.

Stan Lee
Foto: TN.com

Consiguió lo que quería

Uno de los objetivos de Lee fue siempre contribuir a la sociedad. A través de su comics hizo del mundo un sitio mejor para las personas.

¿Cómo?

A través del entretenimiento.

Gracias a sus historietas mucha gente lograba desconectarse de sus problemas, del estrés diario y reencontrarse consigo mismo, con su niñez y todo lo bueno que ello conllevaba.

El propio Lee confesó en una entrevista que en un momento sentía que otra personas construían puentes y casas y él solo escribía comics.

Pero luego comprendió que el mundo del entretenimiento también es importante para el público y que su trabajo también era un aporte para la sociedad.

Para Lee entretener a las masas era su gran objetivo. Primero con sus comics y luego con las películas consiguió hacer feliz a muchas personas.

Tu como emprendedor al crear tu negocio también debes buscar la forma de satisfacer necesidades. De esta manera podrás hacerles la vida mejor a tus clientes.

Quizás esa torta de chocolate que preparas es lo que necesita una persona que ha tenido un mal día o quiere celebrar su cumpleaños.

Que una familia pueda celebrar un gran almuerzo en tu restaurante o que en tu tienda compren la ropa que está de moda son formas de hacer feliz a las personas.

Hay muchas maneras de satisfacer necesidades y como emprendedor debes encontrarlo.

Imaginación a mil

Stan Lee
Foto: El Diario de Hoy

Si hay algo que siempre destacó en Lee fue su gran imaginación. No de gratis creó más de 300 personajes y diferentes historias que mantuvieron cautivos a las audiencias.

Como emprendedor necesitas esa misma imaginación. Debes siempre crear nuevas formas de mantener a tus clientes allí, pendientes de ti.

No solo se trata de crear nuevos productos, pero sí experiencias. Crear promociones, lanzar concursos que conecten con tu público.

Si tienes una tienda física tienes que esmerarte en que visitarte sea una gran experiencia, que se animen a volver.

Recuerda que en un mundo tan competitivo como el actual marcar la diferencia es muy importante para lograr lo que quieras y más importante aún tener unos clientes que sean fieles a ti.

Entrega a mil

La pasión es otra de las grandes características de Lee, sus personajes le apasionaron tanto que se entregó de lleno a su proyecto. Incluso cuando llegaba la crítica.

En las primeras de cambio te debes entregar por completo a tu emprendimiento. Así vas a poder conseguir lo que tanto quieres. No te vas a arrepentir de ir por tus sueños. Vas a conseguir ser exitoso.

Hay mucho que aprender de Stan Lee, fue alguien que marcó una época y lo seguirá haciendo.

Stan Lee
Foto: Life and Style

Gracias por tanto Lee, un emprendedor con toda las de la ley.

¡Excelsior!