Marcar diferencia en un mundo tan competitivo es fundamental. Es lo que hará que el público te diferencie y sobre todo te elija. La importancia del branding corporativo es tanta que de él dependerá el éxito o no de tu emprendimiento.

El branding no es más que la identificación de la marca. Y aunque suene muy fácil decirlo, la verdad es que construirlo es un proceso complejo y sobre todo con mucha paciencia.

En la actualidad hay dos tipos de branding: el personal y el corporativo.

 

En este caso nos vamos a enfocar en lo importante que es para tu empresa. Te permitirá dar un paso adelante.

No importa si eres apenas un emprendedor que da sus primeros pasos o alguien más establecido.

El branding es muy importante y te ayudará con el éxito de tu empresa.

No debes ver el branding nada más como el nombre de tu empresa, el logo o los colores. Aunque forma parte de él es solo una parte.

Cuando se trata de construir la marca todos los elementos cuentan y por eso todo debe ir de a mano.

Es importante que el público al ver cualquier contenido: post, publicidad o cupones de descuento sepa identificarlo directamente con tu marca.

Por ejemplo: cuando ves un comercial de Pepsi o de Coca Cola lo reconoces muy rápido. Lo mismo con McDonalds o cualquier cadena de comida rápida.

Esto se debe a que tienen un branding corporativo bien definido, con elementos comunes y que le permiten al público identificar cualquier pieza.

Todo debe estar conectado en tu branding corporativo

branding
Foto: Workana

La línea gráfica en cada uno de los canales de la empresa deben estar conectados. Todos deben ser iguales en cuanto a colores, tipografías y más.

Si tienes redes sociales deben tener elementos comunes, no puede ir cada uno por su lado.

Lo mismo sucede a si tienes una página web o realizas acciones en marketing offline.

Cada uno debe tener el mismo tono, lenguaje, elementos gráficos. Así le haces la tarea más fácil al público.

Esto es lo que conseguirás con un buen branding corporativo y por eso es tan importante que lo tengas definido:

1.- Conseguirás más ventas

En la mayoría de los casos los objetivos de una promoción de ventas están asociados a sus resultados a corto plazo y no a lo largo del tiempo

El fin último de cualquier negocio y por el que necesitas un branding corporativo bien definido es que te ayudará a conseguir ventas.

Aunque la presencia en redes sociales busque conectar con el público y una página web para que haya más información de tu empresa o producto.

Al final todos estos elementos conectados harán que el camino de llegar a ti sea mucho más corto. El cliente te podrá conseguir y así realizar alguna compra.

Al público notar que hay un mensaje claro, que todo está bien conectado se dará cuenta que tienes muchas cosas claras y vas en serio.

Por lo tanto el producto será bueno.

2.- Mucha más identificación

El principal objetivo del branding es conseguir una mayor identificación entre el público y la marca.

Branding corporativo
Foto: The Crewtives

De esta forma las personas sentirán que necesitan de tu producto para ser felices y poder cubrir una necesidad.

No hay nada mejor para un emprendimiento que conseguir una gran identificación con el público. Esto porque siempre te van a buscar primero a ti.

Sabrán que vas a saciar su necesidad y estarás de primero en su lista siempre y como emprendedor esto es lo que debes buscar.

3.- Caminas a la fidelización

En un mercado con tanta competencia, marcas, ofertas, mensajes en todos lados,conseguir la fidelización no es fácil.

Mantenerte como la primera opción de tus clientes lleva trabajo, pero de eso se trata cuando decides emprender.

Para hacerlo más fácil el branding te ayudará con ello.

Si tienes un mensaje claro, con el tono adecuado y si conseguiste una identificación tienes un gran camino ganado para lograr fidelización.

Mark Zuckerberg

El que una misma persona vaya de forma continua a tu negocio es lo que todo emprendedor espera.

Sobre todo porque se convierte en uno de tus mejores voceros.

No hay mejor publicidad que la recomendación que le haga tu cliente a sus amigos.

Diferentes estudios confirman que más del 60 % de las personas se deciden a hacer una compra después que algún conocido lo haya recomendado.

4.- Llegas al público objetivo

Con un branding corporativo bien definido será mucho más fácil llegar a tu público objetivo.

Tus estrategias estarán mucho más claras. Sabrás el tono de voz a aplicar y el mensaje que vas a enviar.

Así llegarás de forma directa a tu buyer persona.

Branding corporativo
Foto: Servisoftcorp.es

Al tener muy clara tu marca y lo que quieres lograr será mucho más fácil para el público identificarte.

5.- Tendrás estrategias más claras

El branding corporativo es uno de los elementos de tus estrategias de marketing.

Branding

¿Cómo lanzas una campaña si no tienes claro el mensaje que quieres enviar?

Peor aún si no tienes un eslogan, nombre u objetivo a lograr.

Así será mucho más complicado.

Cuando tienes tu marca bien establecida, ya tienes todos esos elementos adelantados y será mucho más fácil diseñar y aplicar las estrategias de tu negocio.

Así serán mucho más efectivas las estrategias que lances y tendrás un retorno de inversión mucho más alto.

6.- Marca mucho más fuerte

Foto: buena reputación

Cuando creas tu emprendimiento es muy importante que tu marca tenga una gran presencia en el mercado.

El reconocimiento por parte del público es fundamental para cualquier marca.

Lo que mencionamos más arriba, que al ver cualquier publicación en redes sociales te identifiquen.

El lograr que las personas sin ver el logo o el nombre de tu empresa sepa que esa publicación te pertenece.

Eso hará que tu marca sea mucho más fuerte en el mercado.

7.- Diferenciación con la competencia

Branding corporativo
Foto: Portales de Negocios

Ser diferente es fundamental en el mundo actual. Si ofreces lo mismo que los demás y lo comunicas de la misma manera por qué te van a elegir por encima del otro.

Con un branding corporativo claro y las mejores estrategias seguro que vas a lograr diferenciación con la competencia.

Por eso al momento de diseñar tu branding corporativo debes estudiar muy bien la competencia de tu mercado.

Para que así no cometas los mismos errores que ellos o peor aún que se note que eres una copia.

Haz un mensaje diferente, utiliza otras ideas, tono, canales, para que así puedas romper moldes.

No se trata de inventar el agua tibia, pero sí de marcar distancia con la competencia.