Google, sin él no podríamos vivir. Cada vez que abrimos un navegador allí está, nos soluciona la vida.

Detrás de él hay dos personas muy valiosas: Sergey Brin y Larry Page, éste último hizo más visible en la marca. Por eso te vamos a dejar sus lecciones de emprendimiento.

Como muchos otros empresarios que son exitosos, sus ideas comenzaron en su época universitaria. Con muchos sueños y grande metas.

Con el paso del tiempo fundó una de las compañías más exitosas en el mundo: Google.

Google es la cabeza visible de Alphabet, un gran conglomerado de compañías de la que Page es el CEO actualmente.

Al igual que otros emprendedores vivió etapas difíciles.

Si buscas una inspiración estamos seguros que el caso de Page te va a gustar y terminarás de dar ese paso que te falta y convertirte en el dueño de tu negocio.


Estas son las 9 lecciones de emprendimiento de Larry Page

1.- Sé ambicioso

Foto: Gowlook

Sin ambición no vas a poder conseguir nada. Para Larry Page es muy importante que los emprendedores tengan metas. Una tras otras.

Si tienes la meta de tener tu propio negocio ve, trabaja por él y consíguelo.

Listo creaste tu empresa y ¿ahora?

Crea una nueva meta, no te quedes en ella. De esta forma siempre vas a tener ganas de conseguir más cosas.

Por supuesto la ambición es buena en cierta medida, hay que tener autocontrol.

Consigue tu meta y objetivo pero sin llevarte a otro por delante, que no se vea esta palabra en su connotación negativa, sino como la forma de siempre ir por más.

2.- Rodéate de los mejores

Foto: CNN en Español

No hay negocio que triunfe con el mando de una sola persona. Siempre vas a necesitar a otros que te ayudarán a ser el mejor y triunfar.

Para Page su primer gran aliado fue Brin. Con él creo Google y la convirtió en la gran compañía que es.

Se conocieron en la universidad y se convirtieron en una gran dupla empresarial.

Pero él no fue el único aliado.

Más tarde sumaron a Eric Schmidt, quien fue el que convirtió a Google en el gigante tecnológico que es en la actualidad.

Page se dio cuenta que él no tenía  buena técnicas para negociar y por es contrató a Schmidt, quien fue el CEO de Google durante muchos años.

No tuvo miedo de dejarle su puesto a él. De esta forma consiguió crear la empresa que él quería.

3.- Lucha por tus sueños

Si tienes un sueño tienes que ir por él. No importa los sacrificios que tengas que realizar tienes que buscar la forma de conseguirlos.

Larry Page siempre fue por ellos, estudió y se preparó. Al inicio tuvo sus tropiezos, incluso en sus inicios como CEO no tomó las mejores decisiones, pero eso no lo hizo abandonar.

Él quería una empresa que ayudara a las personas y lo consiguió.

4.- Trabaja en equipo

Foto: grandespymes.com.ar

Si hay algo de lo que siempre habla Larry Page y que de hecho en su empresa lo ponen en práctica es: trabajar en equipo para conseguir metas.

Aunque al principio le costó entenderlo. Luego lo vio como una fortaleza que tenía para conseguir objetivos y metas. A partir de allí lo tuvo como premisa fundamental.

Google fue declarada como la mejor empresa para trabajar. Esto se debe al gran ambiente que hay y la disposición al trabajo en equipo.

Como emprendedor debes conseguir que en tu empresa haya este espíritu.

Mientras más se ayuden los compañeros de trabajo será más fácil lograr las metas.

5.- Logra que las personas confíen en ti

Foto: maxresdefault

Otra de las grandes filosofías de Page es que las personas logren confiar en ti. De esta forma siempre van a estar contigo.

¿Tú confías en Google?

Seguro que sí, sino no lo usaras a diario para cualquier búsqueda que quieres realizar.

Cuando las personas logran confiar en tu emprendimiento siempre van a ir a ti cada vez que te necesiten.

Lograrlo no es fácil, pero debes trabajar para ello.

¿Cómo?

Es muy fácil, ofreciendo un producto de calidad, gran servicio y por supuesto ayudar a cubrir las necesidades.

Es algo que tienes que trabajar de forma constante, ya que cualquier error te puede costar caro.

6.- Siempre aprende más

Foto: TED Blog

Larry Page en sus discursos a los emprendedores y en cualquier congreso que participa estimula el aprendizaje constante.

Leer un libro, revistas, hacer cursos que alimenten el conocimiento de los empresarios, sobre todo de lo que están a la cabeza de un proyecto es importante.

Él mismo se pone como meta leer algunos minutos por día el libro de turno.

Así se mantiene siempre actualizado y aprendiendo de nuevos temas.

De esta forma va a ser más fácil innovar, no ser tan resistente al cambio y sobre todo aprender a predecir el mercado y las necesidades que pueden presentarse.

Podrás crear mejores estrategias y ser el mejor en tu área.

7.- Marca siempre la diferencia

Foto: El Confidencial

Cuando Larry Page y Sergey Brin estaban creando el buscador de Google, muchas personas les decían que para qué lo hacían si ya habían empresas que lo hacían.

Pero ellos consideraban que Google era diferente e hicieron todo lo posible para que así fuera.

Como emprendedor este debe ser uno de tu norte. Siempre marcar la diferencia con tu competencia.

Ofrecer algo distinto, de esta forma te van a elegir por encima del resto.

La diferencia se marca de muchas maneras. El producto que ofreces, el servicio que prestas, las publicaciones en tus redes sociales.

De esta forma vas enamorando a tu público.

8.- Ayuda a tu comunidad

De nada valdrá tener un gran emprendimiento si con el éxito que logras no ayudas a los más necesitados.

Así lo ve Larry Page quien siempre se encarga de participar en acciones caritativas.

De hecho siempre realiza donaciones a diferentes instituciones.

Como emprendedor también puedes hacer lo mismo, alíate con ONG’s que ayuden a los más necesitados y así tendrás una imagen muy positiva.

9.- No te obsesiones con la competencia

Aunque siempre hay que mirar qué hace la competencia, Page considera que esto no se tiene que convertir en una obsesión, ya que no te permitirá ver todo con claridad.

Para él debes estar pendiente de lo que hacen los demás pero no para que te conviertas en una reacción de lo que ellos hacen, sino para innovar.

Foto: La Vanguardia