Si quieres mantener tu negocio a flote debes tener ingresos constantes. Si estás pasando por una mala racha es importante que hagas algunos cambios y hay algunas claves para cerrar más ventas que debes conocer.

Al final todas las acciones que ejercemos en redes sociales o en el portal son para lograr más ventas.

De ello depende el éxito de tu negocio. Si logras que el cliente llegue a ti debes cerrar el proceso de conversión.

Los emprendedores deben dominar todos los trucos para poder cerrar las ventas.

Hay ciertas frases, actitudes y más que te van a llevar a cerrar todo el proceso.

Tienes que envolver (en el buen sentido de la palabra) al cliente. Para que se sienta fascinado con tu producto o servicio y así ser exitoso.

Los clientes en la actualidad son cada vez más difíciles de convencer.

Son muy inteligentes, buscan toda la información concerniente a ti y a tu producto. Es por ello que una vez que llegue a ti no puedes dejarlo ir.

Para que tu cliente no se vaya y lo enamores cada vez más te vamos a dejar 3 claves para cerrar más ventas:

1.- Identifica la necesidad del cliente

Foto: Freepik

Es muy importante que sepas qué es lo que quiere el cliente cuando llega a tu emprendimiento.

Más allá que puedas tener un negocio bien segmentado siempre es importante conocer su necesidad.

Una vez que conozcas su necesidad podrás estructurar mejor tu discurso.

Por ejemplo:

Si tienes una tienda de muebles debes preguntar qué desea en vez de comenzar a hablar de las bondades de un nuevo colchón si lo que tu cliente quiere es una silla.

Recuerda, lo primero es el cliente no tu producto o tú. Debes tenerlo muy en cuenta.

Tienes que hacer varia preguntas claves como por ejemplo:

Más allá de qué es lo que busca. Debes reformular y decir ¿qué es lo más importante para usted al buscar XXX (di algún producto que vendes)? También puedes preguntarle porqué busca ese tipo de características.

De esta manera tendrás una información completa.

Sigue el discurso de tu cliente y vas a cerrar la venta. Vas a ver que sí.

Si llevas al cliente a vivir una gran experiencia en tu emprendimiento seguro va a volver. Escucharlo es muy importante.

2.- No vendes un producto, vendes emociones

En la actualidad ya las personas y sobre todo los millenials no compran el producto por lo que es sino que van por la experiencia y por las sensaciones.

Sí, las sensaciones.

Se trata de la forma en la que se sienten cuando consumen o utilizan un nuevo producto.

Por eso cuando un cliente llegue a tu negocio o visite tu portal más que hablar de las características que tiene el producto debes apuntar a cómo se van a sentir al adquirirlo.

Foto: Freepik

Por ejemplo:

No vendes una cama: sino descanso, confort, felicidad.

Lo mismo sucede si es ropa. Al vender una chaqueta el cliente espera sentirse cálido, a la moda y que va a marcar una tendencia.

Recuerda resaltar las sensaciones.

De esa manera podrás cerrar más las ventas. Te resultará más que decir la talla y los detalles que tenga tu prenda de ropa.

Los compradores están cambiando y con ello las técnicas de ventas.

3.- Ayuda a que el cliente se decida

Si tienes al cliente muy cerca de concretar la venta pero no parece muy decidido debes darle un pequeño empujón para que funcione.

Hay algunas técnicas de cierre de ventas que se mantienen con el paso de los años.

Por ejemplo: puedes ser muy directo en decirle: Entonces le facturo uno o dos XX (artículo que vendes).

De esta forma lo llevarás a que tome una decisión rápida.

También puedes aplicar la estratega del bajo inventario. Decirle: “este es uno de nuestros mejores productos, tanto así que ya quedan pocos en existencia y el próximo pedido no llega sino hasta dentro de un mes”.

El cliente sentirá que debe comprarlo ahora porque sino ya no podrá contar con él.

Foto: Freepik

La experiencia del usuario

Es importante que cuando un cliente visite tu emprendimiento lo hagas sentir cómodo.

Como lo mencionamos más arriba, las personas cuando visitan un nuevo local quieren pasarlo bien y si lo logran van a volver.

Como emprendedor debes esmerarte porque esto sea así. De esta forma garantizarás que la persona vuelva.

De acuerdo a los estudios de diferentes empresas consultoras, entre ellas la reconocida Nielsen, es 7 veces más costoso llegar a un nuevo cliente que hacer que alguno compre por segunda vez

Por eso ese cliente que fue una vez debe volver.

Debes esmerarte porque haya una buena atención al cliente. Incluso un servicio personalizado para que se sienta mucho más cómodo aún.

La personalización es un punto importante para los nuevos compradores. Sobre todo para los millenials que son tan difíciles de complacer.

Lo importante es cerrar la venta y más aún que regrese.

De esta manera garantizas un flujo constante de dinero a tu empresa y con ello se mantendrá a flote.