No importa el tipo de negocios que tengas, sin ventas no eres nadie. Ya estés comenzando o establecido en el mercado es muy importante mantener el flujo de caja para salir de todos los gastos. Así como para generar ganancias que le permita seguir a flote.

Cuando eres un emprendedor que apenas da sus primeros pasos es muy importante conocer varias técnicas de ventas para que de esa manera puedas conseguir la mayor cantidad de clientes posibles y que te sirvan como tu mejor publicidad entre sus amigos y conocidos. No hay mejor forma de llegar a más personas.

Aunque no lo creas, los negocios que ya están establecidos tienden a pasar por rachas que no son buenas en cuanto a ventas y siempre les resulta un shock intentar algo nuevo. Por más que tengas mucho tiempo en el mercado debes actualizarte en algunas técnicas o intentar algo nuevo para que puedas atraer a clientes que no te conocen o volver a conquistar a ese que desde hace tiempo no te visita.

Independientemente del tipo de negocio que tengas es muy importante que domines muchas técnicas de ventas para que lo puedas aplicar en cada una de las situaciones que se te puedan presentar. Cada cliente es un reto y una gran aventura.

ventas

Antes de arrancar con las técnicas queremos dejarte un consejo:

Conoce el producto

Si tienes empleados o eres tú mismo el que sale a vender su mercancía, el que tiene el contacto directo con el cliente, no hay una mejor técnica de ventas que conocer el producto mejor que nadie, saberlo todo sobre él.

No podrás convencer a nadie de comprar tu producto si tienes dudas con respecto a él. Si no conoces todos los detalles, sus potencialidades, usos, pero más importante aún si no manejas a profundidad las necesidades que pueden llegar a cubrir tus posibles clientes con él.

Es necesario que los vendedores sepan todo sobre el negocio, las necesidades que cubren, ya que de esta manera podrán despertar las expectativas en los clientes, crearles esa necesidad de comprar tu producto ya que sin él no puede vivir.

De nada va a importar las demás técnicas que te vamos a contar a continuación si tienes un vendedor o tú mismo te muestras inseguro con el producto. Los clientes son capaces de notar las dudas que puedas tener. Por eso es muy importante mostrarse siempre muy seguros de sí mismos y del producto que intentas vender.

Técnicas de ventas

Promociones

Los clientes aman las promociones. Un 2×1, algún producto gratis por la compra de otro. Un descuento por llegar a un monto determinado. Cualquier opción que le permita al cliente tener algo de ganancia siempre es apreciada por todos.

Por supuesto debes estudiar bien la promoción que vayas a aplicar para que pueda ser rentable en el negocio. La idea es atraer nuevos clientes, pero a la vez que sea sustentable, si te deja pérdida no sirve de nada.

Las ofertas

Quizás no es lo ideal para un negocio que está comenzando, pero hacer ofertas, rebajar el precio de algunos de los productos es muy  importante, ya que siempre llama la atención de nuevos clientes. Muchos pueden volver si ven cosas que les gustan. Además que vayan por una oferta no quiere decir que no compren algo más. Lo importante es que te conozcan y te visiten.

ventas

Concurso

Las personas aman los concursos. Es una gran forma de cautivar a nuevos clientes, puedes llamar a mucha gente. Las redes sociales están llenas de concursos y lejos de ahuyentar a las personas, lo que hacen es acercarlas más. De esta forma muchas personas van a conocer tu negocio. Si rifas tus productos mucho mejor, porque tendrán una idea muy clara de qué es lo que haces y no hay nada mejor que ellos lo obtengan sin gastar un centavo. Si les gusta van a volver, eso seguro.

Para los cierres de venta

Arriba mencionamos lo que tienes que hacer para atraer a personas a tu local. Pero ahora vamos a mencionarte algunas técnicas que son las que aplican muchos vendedores una vez que están frente al cliente y cerrar el trato.

Aunque no lo creas a muchos se les escapan los clientes porque no saben cómo terminarlos de atrapar. Pero para que esto no suceda y tu negocio siempre se mantenga solvente te vamos a mencionar algunas.

Está el sistema Aida, es muy antiguo, pero es tan bueno que ha trascendido en el tiempo.

Atención

Interés

Deseo

Acción

Son las cuatro fases que la componen. Llevas al cliente a tu tienda, una vez que entra ya lograste un interés, aquí viene a parte complicada porque debes hacerle ver que desea un producto que está allí y por último debe comprar.

El puerco espín

Este tipo de cierre tienden a ser muy efectivo, ya que sin querer el comprador te dice que sí. Ya lo tienes convencido, aunque él busca una excusa para zafarse, no lo puedes dejar. Cuando te haga una pregunta ¿no tienes otro modelo? Pregúntale por el color que desea azul o rojo, blanco o negro. Fíjate en algún color que ya tenga puesto, si lo lleva es porque le gusta. Cuándo te responda el que le gustaría, muéstrale rápido, ya lo tienes casi listo.

Método de pago

Aquí ya le has mencionado al cliente todas las bondades de tu producto, cuando ya no tienes más que ofrecerle es el momento de ser audaz y preguntar. Cancelará en efectivo, punto de venta, débito, crédito, por transferencia, incuso hasta cheque (aunque ya no se usen mucho).

ventas

El cambio de precio

Si hay una técnica que no falla es decirle al cliente que aproveche el producto, porque en unos días cambiará de precio y será mucho más costoso. A las personas les gusta la sensación de ahorrar y tú lo tienes que aprovechar.

Sácales provecho a todas estas técnicas y no permitas que tu negocio entre en un bache financiero.