Cada vez son más las personas que se deciden a utilizar el e-commerce para realizar todas sus compras. Un medio seguro y en el que la variedad está a la orden del día. En la actualidad no brindarle la oportunidad a los usuarios de tener la experiencia del comercio electrónico es una pérdida de tiempo y dinero.

Si eres un emprendedor no puedes dejar de lado el e-commerce. De hecho es una gran oportunidad para que tu negocio pueda crecer mucho más rápido gracias a la posibilidad que tienes de llegar a un público mucho más grande.

Si decides por ejemplo que tu negocio será solo electrónico no tendrás que preocuparte por un montón de detalles que amerita una tienda física.  Lo que sí debes tener muy claro es que hay varios aspectos que debes cumplir.

Tener una tienda electrónica no es pan comido. Requiere mucho compromiso. No solo con el negocio sino con los clientes.

Lo primero es tener un portal que resulte amigable, que el proceso de compra se realice de forma ágil y práctica. Además de responder de forma oportuna cada una de las dudas que se puedan presentar.

Tus productos deben estar bien organizados, con todas las descripciones, de esta forma podrán ser encontrados más fácil. Nada peor que entrar a un lugar y no saber dónde está la mercancía, que no esté ordenada por ningún criterio de búsqueda. Con los precios o si hay una oferta.

Recuerda que los posibles compradores no tendrán la posibilidad de poder ver, tocar o incluso probar el producto. Por lo que van a necesitar toda la información.

Si aúno te decides, en JAM Tech te vamos a contar las razones por la que debes tener un e-commerce:

 

Ahorras dinero

Con un e-commerce no tienes que gastar en el alquiler de un local, ni en contratar personal. Ni hablar de pagar los servicios que puedas necesitar como luz, agua, teléfono, gas, entre otros. Esos recursos los puedes utilizar en tener una mejor plataforma o mejor aún en más mercancía que ofrecer a los compradores.

 

El espacio no es problema

Al no tener una tienda física no tienes una limitante en la cantidad de productos a ofrecer. Ya que no es necesario tener una vitrina o un lugar adecuado. Solo te tienes que preocupar por tomar las fotografías adecuadas de cada una de la mercancía y que sean atractivas para que las personas se sientan motivadas a comprarla.

 

No hay límites

Así como no te tienes que preocupar por la cantidad de mercancía que puedas tener, la cantidad de clientes tampoco es una preocupación porque tienes un mercado ilimitado por delante que tienes que saber atacar. Están en todo el mundo, solo que debes cumplir con unos requerimientos de logística.

 

Mercado pujante

El e-commerce llegó para quedarse. La buena experiencia de los usuarios ha permitido que sean muchos los que solo realizan este tipo de compras. Así que no importa el ramo en el que quieras emprender. Todos tienen la posibilidad de que la venta se realice por internet sin ningún tipo de problemas.

Además no solo se trata de tener siempre una gran cantidad de personas que están interesadas en comprar. Sino que puedes vender cualquier producto y siempre habrá un nicho de mercado que puedes atacar. Siempre con las técnicas adecuadas llegarás a dónde quieras.

 

Genera fidelidad

Una vez que las personas hayan completado el proceso de compra y todo haya transcurrido con total normalidad van a volver. Se van a encargar de decirles a todos sus conocidos lo satisfactoria que terminó siendo la experiencia. Ahora tienes a un cliente que debes cuidar. Debes asegurarte de ofrecerle todo lo que necesite.

No hay nada mejor que ya tener una comunidad que esté satisfecha. Al igual que en una tienda física, con el e-commerce también puedes crear clientes fieles. Para ello solo necesitan un buen servicio, desde el momento en el que realice la compra hasta que lo recibes.

 

Recabas datos

Con  el e-commerce tienes la posibilidad de tener toda la información de un cliente, incluyendo sus gustos. De esta manera podrás hacerle llegar de forma directa las ofertas de los productos que más les guste. Además podrás ver cuáles son los que más atraen la atención del público y podrás definir mejores estrategias de ventas.

 

Recomendaciones

Como lo dijimos al inicio tener una tienda virtual no es un juego de niños. Por el contrario se debe tomar en cuenta muchos factores. Uno de ellos es tener la posibilidad de tener una retroalimentación con tus compradores.

No te puedes olvidar del servicio de entrega. Crea alianzas con empresas que sean responsables en el ramo y que se encarguen de que el producto llegue en perfecto estado hasta las casas de tus compradores.

No hay nada peor que llegue con algún desperfecto porque la compañía no tuvo cuidado. Imagina que se extravíe. Es por ello que debes cuidar todos los detalles, el más mínimo error te arruinará todo.

También debes tener una plataforma muy segura, en la que los datos de tus usuarios estén protegidos. Que las claves de sus tarjetas de crédito, correo electrónico y demás medios de contacto no sean utilizados por terceros. Si no eres capaz de lograrlo tu duración en el e-commerce será muy corta. Nadie estará dispuesto a hacer una compra si sabe que corre el riesgo de que sus claves sean hackeadas.

En internet la reputación lo es todo. Mientras más alta sea la tuya sin duda será mucho mejor para ti, ya que todos hablarán bien de tu negocio y aquel que esté con dudas las va a resolver muy rápido.