Cuando una empresa se enfrenta a un escenario en el que es necesario hacer recortes nunca es fácil. Siempre hay incertidumbre sobre todo si tienes una importante cantidad de empleados. Si quieres evitar el caos hay maneras de salir adelante.

Sacar el máximo provecho de cada uno de los recursos con los que cuenta la empresa es lo que todo gerente espera. Aunque los recortes sean duros siempre hay que tomarlos cuando no todo va tan bien como se esperaba.

Aunque pueda resultar complicado hay maneras de que los empleados pasen por el proceso de transformación de la empresa sin que sean un trauma. Incluso con alguna reducción de personal incluido.

En JAM Tech te vamos a dar unos consejos para que salgas airoso de la situación.

 

Hablar claro

Como presidente o encargado de la empresa siempre debes hablarle claro a los empleados. Nada de medias tontas o medias verdades. Decir las cosas como son y los escenarios en los que se van a enfrentar para que de esta manera no se le de paso a los rumores.

Contarle a los empleados paso a paso cada uno de los planes que van a realizar para que la empresa se mantenga operativa una vez realizado los recortes. Siempre hay que ser sinceros.

Si dices una cosa y luego haces otra que resulte más perjudicial para las personas que se mantienen laborando, va a crecer la inseguridad dentro de la organización. Los rumores se apoderarán de todos y el caos será solo cuestión de minutos.

 

Discurso positivo

Más allá de hablarle claro a tus empleados siempre debes buscar un discurso en el que se mire lo positivo de los recortes. Por ejemplo que la empresa se va a mantener activa. Que tendrá la oportunidad de entrar a un nuevo mercado y en unos meses o años crecer.

Como empleador no te pongas en papel de víctima. No logra calar dentro de la masa trabajadora, que a pesar de que puede entender la situación complicada que hay en la empresa, siempre va a pensar que ellos están peor. Ya que su medio de sustento está en peligro. Por el contario agradece a cada una de las personas que se mantienen contigo.

 

Darle valor a tus empleados

Para aquellos empleados que se van a quedar en la empresa los tienes que motivar y hacerles ver lo valioso que son en la realización de sus tareas. En caso de que asuman nuevas responsabilidades hacerles entender que es por el bien de todos.

Puedes hacer un plan de compensación para los empleados que mejor se desempeñen en el proceso de recortes. De esta manera considerarán que se les toma en cuenta y que a pesar de la mala situación son valorados.

 

Responde las dudas de los empleados

Siempre debes escuchar lo que dicen los trabajadores de tu empresa. Conocer sus inquietudes y las dudas que pueden tener. Es por ello que en medio de la conversación que tengas con ellos les contestes las preguntas que tengas y como siempre tratar de ser lo más honestos posible.

Mientras más transparente sea todo va a haber más confianza de parte de sus empleados hacia la compañía. El diálogo es muy importante en cada uno de los cambios que se deben realizar.

 

Mismas directrices

En el caso de los gerentes de escala media o encargados de departamentos deben mantener el mismo discurso que el presidente de la compañía. Ellos deben tener la misma información para que sean capaces de dar el mismo mensaje.

En un primer momento ellos serán la fuente de información que tengan los empleados. Es lógico que pregunten qué pasará a su jefe más inmediato y este debe tener la respuesta correcta. También siendo honesto. Por ello es importante dar los lineamientos de manera correcta y asegurarse de que lo hayan entendido. De esta forma se evitan las informaciones contradictorias.

Nunca es fácil

Ningún proceso de recortes es fácil en las empresas. Lo que se debe tratar es que la reducción de gastos garantice la estabilidad de la empresa y  le permita mantenerse a flote por muchos años. Incluso que pueda llegar a crecer dentro del mercado.

Optimizar los recursos que se tengan y seguir eliminando gastos es parte de las políticas que la empresa debe seguir. Que los empleados no sientan que la única solución es despidiéndolos que pueden salir de la crisis.

Lo que sí queda muy evidente es que mientras más claro se le hable al personal más llevadero será todo el proceso. Si ocultas información o decides no decirle nada a los trabajadores todo será muy traumático. Incluso muchos se pueden sentir traicionados porque nunca se les dijo la verdad.

Pon en práctica algunos de estos consejos si estás próximo a sufrir una situación similar en la empresa. Luego nos cuentan cómo les fue.  En caso de que ya hayas pasado por una situación similar dinos cómo hiciste para que todo saliera bien.