Como emprendedor siempre quieres tener un gran ambiente en el trabajo. Por ello es muy importante elaborar estrategias para evitar el acoso laboral. Ninguna empresa está exenta de este mal.

El acoso laboral es una de las peores experiencias que cualquier empleado puede sentir.

Afecta el rendimiento de todos, no solo de la persona afectada sino de sus compañeros alrededor.

Ocurre en todas las escalas

Si eres el líder de un grupo no puedes dejar que ocurra y si ya está sucediendo debes pararlo de inmediato. No creas que el acoso laboral solo ocurre entre jefes y empleados, entre compañeros también.

El mobbing laboral es cada vez más una de las razones que llevan a las personas a dejar su trabajo. Prefieren un cambio en sus vidas antes de que sea demasiado tarde.

Perder el talento que tienes en tu emprendimiento por acoso no es lo que quieres. Por el contrario si tienes un empleado que es muy productivo en su trabajo debes consentirlo al máximo. Por ello es importante evitarlo.

Antes de hablar sobre las estrategias para evitar el acoso laboral. Es importante que como emprendedor tengas claro qué es.

De esta manera podrás detectarlo en tu empresa y más importante aún. Asegúrate de que nunca lo hayas hecho, a veces sin darnos cuenta lo podemos hacer.

Sí, así como lo estás leyendo.

Quizás un empleado se sienta acosado laboralmente cuando en algún momento hiciste una broma y él se lo tomó a mal. Debes estar atento.

¿Qué es el acoso laboral?

Son todas las situaciones en las que se transgrede los límites entre empleador-trabajador e incluso entre compañeros. Ambos son iguales de graves y debes ponerle fin de forma inmediata.

Muchos creen que normalmente se da con una persona de autoridad. Pero recientemente en las empresas se dan los casos de que son los propios compañeros de trabajo los que acosan a los demás.

Las burlas, gritos y menospreciar el trabajo del otro son formas de acoso. Incluso cuando se ve a la otra persona como un simple objeto y no se le respeta por la apariencia.

Aunque ya muchos no aceptan el acoso y renuncian inmediatamente. Hay otros más que por necesidad o por tener una autoestima baja o simple miedo aguantan la situación y todo se convierte en una bomba de tiempo.

acoso laboral

¿Cómo darnos cuenta?

Ese empleado que constantemente no acude al trabajo por reposo, siempre está desganado. No cumple con sus obligaciones cuando antes sí lo hacía.

Deja de ser proactivo. Lo notas triste, distraído. Incluso está más irritable de lo normal, a la defensiva, pon atención.

Si ves algunos de estos síntomas debes actuar de inmediato. Conversa con esa persona para conocer las razones. Hazlo en un sitio privado para que se sienta en confianza.

Cómo prevenir el mobbing laboral

  • Mejora la comunicación en la empresa: Asegúrate de que tus empleados tengan claro cuáles son los mejores canales de comunicación en la organización. Que se sientan con la confianza de acudir a un superior para denunciar el caso.
  • Mantener la confidencialidad es sumamente importante: Así los empleados se sienten en la confianza de poder denunciar los casos. Quizás no es solo una persona la que se sienta así, sino varios. Mientras más en secreto se maneje la situación mejor será para el ambiente de la empresa. Lo importante será tomar acciones firmes.
  • Dicta charlas sobre el mobbing: Lo más importante es que tus empleados tengan claro qué es el acoso laboral. Por ello contrata personal especializado que dicte charlas o talleres para hablar sobre el tema. Mientras más información tengan al respecto mejor será para ti y sobre todo para tu emprendimiento.
  • Incentiva a actividades extracurriculares: Acabar con la monotonía es muy importante en cualquier empresa. Planifica actividades que se puedan realizar fuera de la oficina y en el que tus empleados se muestren tal como son.

Un paseo por un parque cercano, una excursión o una simple salida a almorzar o cenar llevará a que tus empleados puedan despejar la mente y fomente las relaciones interpersonales entre ellos. Lo importante es que durante la actividad no se hable de trabajo sino de otros temas.

  • Crea un ambiente de trabajo agradable: Este es quizás uno de los mayores desafíos que tienen los emprendedores en la actualidad. No hay nada peor que tu empleado no quiera ir a trabajar, ya que eso va a afectar su productividad. Evita los gritos y las discusiones en la oficina a la vista de todos. Saluda a todos en la empresa al llegar y asegúrate que los encargados o gerentes de cada área también lo hagan.

Quizás como jefe no puedes estar siempre en la oficina o en la sede para ver el comportamiento de todos. Pero debes generar mecanismo para saber cómo funciona todo.

  • Aumenta la capacitación de tu personal: Llevar a tus empleados a continuas charlas, cursos y talleres sobre su área de trabajo para aumentar así sus capacidades lo hará sentirse más seguro de sí mismo. De esta manera se sentirán más apreciados en la organización, su autoestima estará alta y no permitirá el acoso laboral o lo de denunciará a tiempo.